INVESTIGACIÓN

Regreso a Remón: Betty Brannan Jaén

WASHINGTON, D.C. –Hoy rectifico el no haber retomado el caso Remón en mi primera columna del año, como he venido haciendo desde 2005. Algunos lectores me lo reclamaron y pido disculpas por la omisión; les aseguro que no he abandonado la investigación.

Sin embargo, sigue siendo un obstáculo monumental que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) rehúse desclasificar sus documentos sobre el asesinato, en 1955, de José Remón Cantera (entonces Presidente de Panamá). Aunque parezca inconcebible, la CIA alega que esos documentos deben mantenerse bajo llave “por razones de seguridad nacional”. Pronto se vence el plazo para que La Prensa interponga un pleito para tratar de obligar que la CIA divulgue los documentos bajo la ley estadounidense de acceso a la información (el Freedom of Information Act, o FOIA); pero, lamentablemente, los abogados con quienes he conversado al respecto señalan que los tribunales estadounidenses tienden a ser muy deferentes con la CIA cuando esta se escuda tras argumentos de “seguridad nacional”.

En este caso, no obstante, es patentemente ridículo argüir que hay “seguridad nacional” de por medio en torno a un incidente que ocurrió hace 57 años, mientras que la renuencia en divulgar los documentos ciertamente es un indicio muy fuerte de que la CIA tuvo complicidad en el asesinato; que es, precisamente, la tesis de la novela Lobos al amanecer, de Gloria Guardia. Como he escrito antes, es muy posible que esa tesis sea la correcta y entre los documentos que ya he obtenido hay algunos que la sustentan, pero falta mucho para que el rompecabezas esté completo.

Por otro lado, sería verdaderamente risible que la CIA esté a estas alturas tratando de encubrir su complicidad en el asesinato de Remón, como si la agencia tuviera una imagen impoluta en Latinoamérica que quedaría manchada si los panameños llegáramos a conocer la verdad de los hechos. Ya se han divulgado los documentos que comprueban la complicidad de la CIA en mantener y proteger la dictadura panameña, en el golpe chileno, en el guatemalteco, en la Operación Cóndor, en los “escuadrones de la muerte” en Centroamérica, y de tantas otras atrocidades contra los pueblos latinoamericanos, así que un asesinato más sería como una gota en el mar. Más espinoso sería que los documentos comprueben complicidad o culpabilidad por parte de panameños, pero ese es un precio que debemos estar listos a pagar. Quienes colaboraron en el asesinato tenían que haber respondido ante la justicia en esos momentos y si no lo hicieron entonces, pues que respondan ante la historia. José Ramón Guizado fue condenado del crimen y removido de la Presidencia tras un enjuiciamiento en la Asamblea Nacional que muchos tildaron de farsa. Guizado murió protestando su inocencia, su acusador fue absuelto, y la Nación panameña tiene derecho a conocer los hechos completos sobre este capítulo de su historia, sean cuales sean. Subrayo aquí que mi interés en esto no es exonerar a Guizado ni inculpar a la CIA ni hacerle vendetta a nadie; solo quiero aclarar un misterio de significado histórico, sean cuales sean los hechos.

Mientras tanto, sigo buscando otras pistas. Un lector amable me envió el libro The Remón Era: An Analysis of a Decade of Eventos in Panamá, 1947-1957, escrito en 1964 por Larry LaRae Pippin. Es un repaso minucioso del gobierno de Remón, de lo que se sabía o rumoraba del asesinato en los años 60, y del rejuego político en Panamá después del delito. Allí descubrí muchos detallitos nuevos, pero lo verdaderamente curioso en el relato de Pippin es esto: Él omite completamente la posibilidad de que el Gobierno de Estados Unidos –fuera por medio de la CIA u otros actores– haya tenido responsabilidad o complicidad en el asesinato. Hoy, por contraste, la CIA es el “sospechoso número uno” y lo seguirá siendo, mientras Washington no desclasifique todos sus documentos sobre Remón.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código