UNIVERSIDAD DE PANAMÁ

Rendición de cuentas: Enrique Lau Cortés

A fines de la década de 1990, la Contraloría General de la República de Panamá fue la anfitriona de la Asamblea General de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras Superiores (Olacefs) que contó, como invitados especiales, con los contralores de Estados Unidos, China y Rusia.

Durante las deliberaciones se celebraron muchos acuerdos y se adquirieron compromisos que dieron inicio a un movimiento transformador en el tema de la lucha contra la corrupción, ya que esta representa un costo adicional en las inversiones públicas que llegan, según algunos informes, hasta el 40% del presupuesto en algunos países.

Los efectos de esta corriente impactaron a muchas organizaciones, como es el caso de la GAO de Estados Unidos, que cambió su nombre de General Acounting Office por General Acountability Office, conservando las tres letras de sus siglas, pero marcando un cambio radical en los propósitos de la organización, al utilizar como indicadores de éxito en la gestión pública la legalidad y el porcentaje de ejecución del presupuesto, y examinar los resultados de la gestión, no las buenas intenciones. El cambio en esta materia también ocurrió en Europa, impulsado por el presidente de la Cámara de Cuentas de la Federación Rusa que a su vez era presidente de la Eurosai (Versión Europea de la Olacefs).

Desde entonces, se reconoce que la rendición de cuentas es el derecho de los ciudadanos de conocer la forma en que las instituciones públicas y sus gestores utilizan los fondos que les son asignados para servirle a la sociedad. Es un arma contundente contra la corrupción, no un mero acto protocolar optativo ni un buen gesto de los administradores, sino la obligación de informar. Pero no de forma pasiva, ya que debe permitir a los grupos de interés preguntar, interactuar, solicitar ampliación, de manera que se ejerza plenamente la auditoría social.

Con esta forma de participación ciudadana, la sociedad deja de ser un mero testigo indiferente de la ejecución del gasto, reclamando que estos procesos sean incluyentes y que atiendan la voz del pueblo, planteando sus necesidades y expectativas desde la construcción del plan estratégico institucional, hasta la conclusión de los proyectos, mediante el ejercicio de la fiscalización social en todas sus modalidades y asegurando que cada centavo llegue adonde tiene que llegar.

Consciente de que se debe enseñar con el ejemplo, la Universidad de Panamá, desde hace ocho años, cada mes de octubre al celebrar el aniversario de su fundación y de manera ininterrumpida, presenta a la Nación la rendición de cuentas del rector a la sociedad panameña. Acto que se realiza en ceremonia abierta, en el domo ubicado en el Campus Universitario Dr. Harmodio Arias Madrid, que otrora albergaba una escuela extranjera y donde ahora miles de jóvenes reciben las herramientas suficientes para insertarse en el mercado laboral, de manera exitosa y para derrotar a la pobreza.

La presentación pública del rector que, se transmite a todos los centros regionales y extensiones de la Universidad, a lo largo y ancho del territorio nacional, es colgada en internet para que pueda ser vista en otros países. Además, se distribuye en formato impreso y digital a la sociedad, especialmente a los grupos de interés y a los órganos de control del Estado, particularmente a la Contraloría General de la República y la Asamblea Nacional, de tal suerte que con esta buena práctica de gestión se fortalece el sentido de lo público, se contribuye a la recuperación de la legitimidad de las instituciones, se promueve el control social de la gestión pública y se contribuye al desarrollo del principio de integridad cuando se manejan dineros estatales, generando un espacio de interlocución directa entre los ciudadanos y los gestores públicos.

Para la Red Telescopi de la Cátedra UNESCO de la Universidad Politécnica de Cataluña, que agrupa a las mejores universidades de América y Europa, la rendición de cuentas desarrollada por la Universidad de Panamá se seleccionó como una excelente buena práctica en dirección estratégica de universidades y se recomienda su aplicación por ser un potente motor para lograr anclar los valores de la integridad y transparencia en la cultura organizacional, a través de contrataciones públicas con reglas claras, al eliminar la discrecionalidad de los funcionarios y promover la competencia entre los proponentes, con procedimientos institucionales eficientes, eficaces y con impacto.

Con este ejemplo, la Universidad de Panamá aporta su grano de arena en la construcción de ese país más justo y equitativo para todos y todas, siendo conscientes de que aún falta mucho por hacer.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código