CAMPAÑA POLÍTICA

Respeto por los ´huesos viejos´ de las figuras del pasado: Jerónimo Ramírez

Para bien o para mal, todos somos producto de nuestros ancestros. Escribo estas líneas para que reflexionemos sobre el momento político que vivimos, cuando parecemos olvidar nuestras relaciones familiares con el propósito de alcanzar el poder político.

Parafraseando a José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá, quien dijo recientemente al referirse a la política que la misma no es mala, sino que constituye el camino para que podamos hacer el bien común. Sin embargo, agregamos que lo malo es aspirar a puestos de elección popular para beneficiarnos de estos.

Desde la campaña política de 2009, escuchamos al entonces candidato presidencial por Cambio Democrático (CD) criticar a los viejos políticos llamándoles los “huesos viejos”, sin embargo, al final hizo alianza con el arnulfismo, uno de los partidos más tradicionales del país.

El actual candidato presidencial por CD, José Domingo Arias, de quien se conoce actualmente muy poco, también ha criticado a los viejos políticos, señalando que no hicieron nada por Panamá en 40 años. Pero resulta que su actual aliado Molirena (Movimiento Liberal Republicano Nacionalista) también lo fue en muchas campañas anteriores del arnulfismo. El día de su elección en las primarias, se mencionó en la televisión que el presidente del Molirena, Sergio González Ruiz, era descendiente del expresidente del mismo nombre. Entonces, ¿cómo puedo criticar la labor meritoria que sin duda realizaron mis antepasados?

De parte de algunos políticos de oposición, y también independientes, escuchamos algunas críticas poco constructivas y que no ayudan en una campaña de altura.

Llamo a la reflexión a los políticos para no abrir heridas familiares después difíciles de curar.

En el Gabinete tenemos un ministro cuyo hermano es actualmente uno de los líderes de la oposición. Otro, entiendo que es hijo de un funcionario intachable y gran pionero de la planificación en nuestro país en tiempos del gobierno liberal de Marco Robles y luego fue ministro de Obras Públicas y director del Instituto de Recursos Hidráulicos y Electrificación (IRHE) durante el gobierno de Omar Torrijos. Puedo dar fe de que fue un caballero en todo el sentido de la palabra, ya que fui su subalterno.

Jamás debemos generalizar y criticar la labor de gobiernos anteriores, cuando en alguna forma recibimos parte de su herencia.

No volvamos a 1968, a una campaña difamatoria. Con o sin pacto ético, respetemos a quienes nos precedieron. Si consideramos que hemos hecho más que ellos, eso es fácil de demostrar y digámoslo, y que se haga una campaña de propuestas y debates, pero no de irrespeto. Al final, que ganen los mejores hombres y mujeres por el bienestar de nuestro país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código