LA FELICIDAD

Risa, remedio infalible: J. Enrique Cáceres-Arrieta

En una conversación para ir al cine, mis hijos y yo acordamos ver una comedia. Al hablar sobre lo que allí consumiríamos (gaseosa, palomitas de maíz, perro caliente) y las tandas, los chicos me miraron y pidieron: “Papá, por favor, no te rías mucho”. ¿Por qué la petición? Porque mis críos saben que papá goza las comedias. En esa etapa de su crecimiento se avergonzaban de que su padre riera “mucho” en el cine. Luego de oír sus sugerencias, vimos la película. La gocé más que ellos. Por lo menos mi risa sobresalía más.

¿Por qué los humanos ven comedias y no ríen? ¿Por qué pareciera que no disfrutaran la vida sanamente? Hay padres castradores. Invalidan las emociones de sus hijos. Les censuran por sentir: llorar, reír. Expresar emociones. De ahí el aplanamiento emocional de esos niños hoy adultos.

¿Has visto sujetos cuya sonrisa es mueca? ¿O su risa es como metal que resuena? Yo sí. En noticieros y debates “políticos”.

Boté películas viejas en diciembre. Hallé de Terence Hill y Bud Spencer, actores italianos que grabaran juntos filmes cómicos. No aguanté la tentación de volverlas a ver. Las disfruté como la primera vez. No soy cinéfilo. Cantinflas y las comedias, sin embargo, son mi debilidad. Si la risa alarga la vida, viviré 200 años.

En Humor y salud, el médico Raymond A. Moody, hijo, sostiene que el humor no solo tiene importante poder curativo, sino que además propone la inclusión de actividades que incluyan esa terapia en clínicas y hospitales. Añade que a lo largo de los años ha conocido un número considerable de pacientes que se recuperaban por el simple hecho de reírse de sí mismos, o por lo menos el buen humor lo utilizaban como atenuante positivo y adaptable a la enfermedad. La risa actuó con efecto placebo. Salomón escribió: “El corazón alegre constituye un buen remedio, mas el espíritu triste seca los huesos”.

La risa es compleja e implica factores fisiológicos y sicoemocionales. Entre los fisiológicos, relaja los músculos y movimientos del diafragma, y tiene una importante misión en la respiración o ventilación pulmonar. Vital si tenemos en cuenta que la mayor parte de nosotros respira mal o entrecortado. De ahí que la vida se acorte.

Desde hace años sabemos que demasiadas enfermedades son frutos de emociones mal canalizadas. No perdonar, por ejemplo, socava el placer de vivir y de reír. A ello se debe que haya quienes hagan catarsis sobre el prójimo ajeno a su amargura y resentimiento. La risa es contraria al estrés, rabia, odio y emociones semejantes. Cuando reímos exteriorizamos sentimientos y emociones, pues la risa produce endorfinas y encefalinas, neurotransmisores opioides producidos en el sistema nervioso central, que entre otras funciones modula el dolor. La risa tiene los mismos efectos de analgésicos derivados del opio. La labor de la risa en la psico-neuro-inmunología ha sido sobresaliente por la recuperación de sujetos con innumerables afecciones patológicas. Razón por la cual se han implementado diversas terapias como la risoterapia, musicoterapia, terapias con mascotas.

Entre los inconvenientes para la risoterapia en la medicina, Moody destaca que “las profesiones sanitarias tienden considerarse a sí mismas con excesiva seriedad”. Por consiguiente, para ubicar al humor en su justo lugar, Moody exhorta: “No propongo que los médicos se conviertan en humoristas. Tampoco recomiendo remplazar con risas las técnicas médicas que ya poseemos. Solo sugiero que se utilice como complemento. Facilitar la risa de alguien equivale a incrementar directamente la calidad de su vida”.

El profesional de la salud debe estar consciente de que no trata con máquinas, enfermedades, ni números sino con seres humanos. Sus problemas y amarguras deben quedar y/o resolverse en casa, no desplazarlas a sus pacientes. Pues las malas energías son como las bacterias hospitalarias, y pueden ser mortales. Saludar, sonreír, dar los buenos días, despedirse, no empequeñecen a nadie. Hablan de tu educación recibida en casa. El bonachón es recordado con cariño. El gruñón y regañón, con displacer.

Por otro lado, existe la risa patológica o inmotivada, que requiere atención especializada. Aunque dudes, personas hay que creen que la risa nada tiene que ver con la salud y la longevidad. Hace poco escribí que ciertas verdades son tan obvias que no necesitan estudios científicos. Tú eres el laboratorio y la mayor evidencia. Quien precise demostración “científica” para aceptar que la risa es magnífica terapia, lo más probable es que sea un amargado. De esos hay muchos. Está, asimismo, la risa nerviosa. ¿Has visto gente que ríe al contar algo traumático que les sucedió? ¿O aquellos que en un funeral ríen y expresan tontadas? Su risa es nerviosa. Tal risa puede expresar estrés o revelar que la persona miente o exagera.

La Cid-Gallup ha publicado que Panamá, junto con Paraguay, es el país de la gente más feliz del planeta. ¡Enhorabuena! Pero nuestra felicidad debe estar reforzada por el gozo de vivir y de ver la vida con mejor actitud. La actitud es más importante que los hechos. Si no, dicha alegría no será auténtica sino nerviosa, inmotivada. Patológica. Tan fraudulenta como las promesas de los politicastros que nos desgobiernan.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Es seleccionado por el Chicago Fire El panameño Cristian Martínez seguirá en la MLS

Cristian Martínez (Cen.) fue titular en 11 partidos la pasada temporada con el Columbus.
AP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código