Saber distinguir

MEXICO, DF. (UNIVERSAL DE NOTICIAS) —Cuando la gente escucha hablar de colesterol de inmediato piensa en lo dañino que resulta para la salud, pero es posible que muchas personas desconozcan que hay uno malo y otro bueno, por lo que es necesario saber distinguirlos con el fin de eliminar el que perjudica al organismo.

La cuestión, de acuerdo con especialistas médicos, es que el colesterol es una sustancia grasa que produce de manera natural el hígado, la cual también está en ciertos alimentos. De allí que existan dos tipos de este elemento: el alimenticio y el sanguíneo, aunque, por lo general, se habla exclusivamente del que circula en la sangre y cuyo nivel aparece en los análisis de laboratorio.

Los doctores han establecido los conceptos: colesterol “bueno” y ”malo”, para desenredar la madeja. Según los científicos, existe una sola molécula del elemento que circula en la sangre y como esta no puede desplazarse por sí misma, utiliza lipoproteínas que se convierten en su medio de transporte. De acuerdo con su estructura, se dividen en las de baja densidad o “colesterol malo” (LDL) y lipoproteínas de alta densidad o “colesterol bueno” (HDL), que se encargan de llevarlo a diferentes partes del organismo.

El LDL está compuesto de grasas y de proteínas de baja densidad y transporta el colesterol a los tejidos y, en particular, a las arterias, mientras que el HDL tiene como función transportar el colesterol de las arterias al hígado, el cual podrá eliminarlo o volverlo a utilizar. Es decir, el colesterol “bueno” sirve para limpiar las arterias y el “malo” se va depositando en ellas, provocando su acumulación. Bajo este mecanismo, poco a poco se forman placas de grasa que con el paso de los años hacen que se reduzca el diámetro de las arterias, disminuyendo el flujo sanguíneo y, en consecuencia, la oxigenación del tejido que termina en padecimientos cardiovasculares.

Para mantener los niveles correctos de colesterol es necesario llevar una dieta basada en alimentos de origen vegetal, como son los aceites, granos enteros y aguacate, entre otros, y para complementar los beneficios de los alimentos de origen vegetal. Algunos especialistas consideran que se pueden ingerir suplementos alimenticios o aprovechar los beneficios de elementos como el aceite de pescado, lecitina de soya, aceite de prímula y vitamina E, que individualmente protegen contra el colesterol elevado por distintas vías. El aceite de pescado es una rica fuente de ácidos grasos Omega 3, los cuales sirven para que la sangre tenga una mejor fluidez en el organismo.

El aceite de prímula es fuente abundante de ácidos grasos de la serie Omega 6, encargados de reducir el nivel de colesterol en la sangre. La lecitina de soya actúa como “movilizador” de grasas, dispersándolas en la sangre en pequeñas partículas que pueden traspasar fácilmente las paredes arteriales hasta las células corporales, donde se metabolizan. La vitamina E permite que las células funcionen con menos oxígeno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

en presunto asalto Asesinan a directivo de cadena mexicana Televisa

Antes de incorporarse a Televisa en 2013, Lagos Espinosa se desempeñó como directivo en varios bancos.
Tomada de internet

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código