EMPLEOS DIGNOS

Seguiremos contando muertos: René Quevedo

En nuestro país –con su 9% de crecimiento anual y demanda laboral un 20% superior a la oferta– la mitad de los niños son pobres. Solo siete de cada 100 de ellos culminarán la universidad y, con suerte, uno de cada cinco tendrá la educación necesaria para desempeñar exitosamente un cargo en el que gane salario mínimo. Hoy en día, uno de cada dos panameños económicamente activos tiene empleo informal, y cuatro de cada cinco jóvenes de barrios humildes se sienten excluidos de mejores oportunidades de empleo.

En los últimos 10 años el PIB se duplicó, pero los robos a mano armada se cuadruplicaron. Solo el 45% de los actos delictivos se reporta, aun así, en 2011 hubo 66 mil casos. Ser víctima de un delito común en Panamá es mil veces más probable que ser asesinado (mil 947 delitos contra 20 homicidios por cada 100 mil habitantes). Salvo los crímenes de índole pasional, la mayoría de estas muertes tiene un componente monetario (en particular aquellas relacionadas con drogas, tumbes, etc.). El “enemigo” es el hambre.

Aunque mucho menos mediáticos, los “delitos de hambre” (asaltos, robos, hurtos, etc.) son abrumadoramente más comunes que los violentos, pero la atención pública y de las autoridades parece centrada exclusivamente en estos últimos, lo que equivale a intentar manejar un carro mirando por el espejo retrovisor y, estadística, irónica y metafóricamente hablando, a estar más preocupados por la probabilidad de que nos caiga un rayo, que contagiarnos de resfriado.

A pesar de las buenas intenciones y, en teoría, de la gran disponibilidad de plazas de trabajo, ninguna entidad, empresa u ONG con programas de reinserción laboral de grupos típicamente excluidos (exprivados de libertad, expandilleros, etc.) ha logrado una retención del 10% anual en empleos no subsidiados. Es decir, sin “ayudas”, el 90% de los participantes regresa a las calles y el 60% termina en prisión. Hay mucha referencia “anecdótica”, pero poca evidencia estadística de que la reinserción laboral de estos grupos esté funcionando. Aquellos que se han reinsertado lo han logrado por su cuenta.

La clave no está en los “programas”, sino en su seguimiento. Hay experimentos interesantes, uno de ellos en Curundú, donde más de una docena de empresas ha participado en ferias de empleo organizadas por el Mitradel y son parte de un esfuerzo de reinserción y seguimiento laboral, con el apoyo de esta entidad. Pero habrá que esperar algún tiempo para evaluar su sostenibilidad.

Como sociedad, podemos continuar mirando lo que pasa en los barrios a través de los medios, “culpando”, filosofando y, ocasionalmente, tomando fotos que muestran a pandilleros o exprivados de libertad como “trofeos de caza”, para demostrar que somos valientes, tener material de conversación o autofelicitarnos, pero mientras no encontremos un mecanismo sistemático para que estos jóvenes perciban ingresos de forma legítima y recuperen su dignidad de manera sostenible, seguiremos contando muertos y alimentando nuestras propias fantasías.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código