FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Trataremos el tema desde las 2:00 p.m.

CANALIZACIONES

´Solución´ para evitar inundaciones: Adrián Benedetti

En los últimos 20 años, México ha sido abatido por múltiples huracanes y tormentas tropicales, incurriendo en pérdidas multimillonarias y tragedias humanas. A raíz de esto, el gobierno emprendió un programa de prevención de desastres, cuyo componente principal ha sido la construcción de grandes murallas a las orillas de los ríos, con la función de canalizar las aguas y evitar los desbordamientos.

Las canalizaciones dan resultados inmediatos y brindan mayor seguridad a las comunidades que han sufrido grandes pérdidas a raíz de derrumbes e inundaciones. Lamentablemente, muchos en México se están dando cuenta de que lo que se les vendió como “la solución” ha sido solo un parche y el peligro se mantiene.

Los suelos en México están tan debilitados, por tantos años de huracanes, que una lluvia que dure entre tres y cuatro horas causa deslaves. Panamá, sin estar expuesta a grandes huracanes, ya se encuentra en una situación similar y la solución que todos piden es la canalización de ríos. Sí, la muralla canalizadora controla el agua en zonas pobladas, pero ¿qué pasa en las zonas que no tienen murallas? El río se seguirá comiendo las orillas, debido al gran volumen de agua. Adicionalmente, la canalización altera las desembocaduras de los ríos. Por ejemplo, en la costa pacífica de México se han estado secando los manglares, en donde desembocan los ríos, debido a la gran cantidad de tierra que estos transportan cuando ocurren las crecidas. Normalmente, esa tierra se va quedando en las curvas naturales del río, pero la canalización elimina las curvas. Esto ha causado que las comunidades costeras sufran inundaciones y sus ricas zonas de pesca se hayan disminuido.

La canalización no es mala, pero no debe ser la única “solución”. Son lo que son: un parche temporal que socorre a solo una parte del río. Impide la inundación, pero no impide que siga creciendo. Por ende, es importante manejar el río desde donde nace hasta su desembocadura, de manera sistémica, sostenible e integral. Así se puede tratar la raíz del problema (mal manejo del sistema o cuenca) y no solo los síntomas (deslaves, inundaciones).

El manejo sistémico debe impulsar prácticas agrícolas eficientes que disminuyan la tala de árboles en zonas de altas pendientes, eliminar la quema y promover la reforestación en zonas críticas, y asegurar que la ciencia dicte el otorgamiento de concesiones de extracción de arena y piedra y permisos de construcción de represas. Sí, hay que construir murallas canalizadoras en las áreas que se requieran, pero además, hay que implementar programas de restauración de las orillas los ríos. Estos programas toman tiempo, visión y organización. La solución está en apoyar y tomar muy en serio la creación de comités de cuenca para el manejo de los principales ríos del país. Los comités deben ser apolíticos, de lo contrario serán inefectivos (como en México). Deben contar con una participación ciudadana inspirada y un acompañamiento gubernamental eficiente. Las lluvias no pararán. Cualquier otra “solución” terminará siendo una mera ilusión y, mientras tanto, los desastres siguen.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código