PANORAMA POLÍTICO

Sopa de misterio

En el ambiente carcelario, una de las excentricidades del menú es un plato que los internos suelen llamar “sopa de misterio”. Ese nombre se debe a lo difícil que es adivinar los ingredientes que componen el caldo, ni siquiera atinan los comensales a saber la procedencia del agua utilizada para la cocción. A los cautivos paladares no les queda más que ingerirla, a pesar de su incertidumbre, porque el hambre no se sacia con dudas.

Esta introducción sirve de preámbulo para tratar de entender la política panameña, cuyos resultados son inescrutables e impredecibles. Como entrada antes del plato fuerte tenemos una ensalada de cizaña. De cara a la contienda electoral venidera nadie sabe quiénes son los aliados o los adversarios. Con sorpresa, observamos que cuando el PRD avanza algunos milímetros en las encuestas, aparece alguna situación interna que lo hace perder el distanciamiento. Por ejemplo: la amenaza a un candidato a alcalde por parte de su rival y copartidiario; el recuento de los asistentes en el pleno de la Asamblea, por parte de un diputado opositor o la reunión fortuita entre el Presidente de la República y el secretario general del partido.

Una oposición cariñosa, con una actitud triunfalista como si el futuro fuera “pan comido”, espera que el cansancio pase su factura en 2014, y nos libre de los autodenominados locos y de su pretendida reelección, ahora maquillada como continuidad. No hay la mínima intención de devolver el solio presidencial, los hechos así lo demuestran con las intervenciones telefónicas y las agresiones físicas a sus adversarios políticos. Pero si esto se diera, los funcionarios llamados a fiscalizar su gestión son los propios designados por el Ejecutivo para esa tarea, cuando finalice este mandato. Por ende, no habrá cuestionamientos.

En cuanto al Partido Panameñista, advertimos que el “amadrinamiento” de las políticas de Estado, por parte de la expresidenta Mireya Moscoso, parece no darle la razón a Juan Carlos Varela como adversario del gobierno actual. A esto hay que sumar su poca credibilidad tras aliarse en las pasadas elecciones, por temor de morir con las botas puestas. La sabiduría popular atina al decir que cuando existían los compadrazgos políticos todo era bueno, rotos los lazos no quedan sino quejas, algunas hasta infundadas. Es decir, cuando se acaba el amor sale a relucir hasta el mal aliento de la pareja o su pobre gestión en la alcoba.

Por su parte, el Suntracs ha decidido entrar en la lucha política con los mecanismos propios del capitalismo. Dicho en sus palabras, formó un partido político para atacar al enemigo con sus armas. Se ha vuelto una voz crítica civilizada, no más tranques ni tiradera de piedras, puro discurso. Con su postura lo que se prevé es la división de las cuotas de poder, fraccionamiento que permitiría que el actual gobierno sueñe con la continuidad. A esto súmele que sus arcas rebosan de fondos por la capitalización, mediante porcentajes en concepto de cuota sindical, gracias al auge de la construcción de infraestructuras.

En tanto, el Partido Popular sabe ser parásito. Fue huésped oportunista de los arnulfistas, después se alojó en el PRD cuando este gobernaba, y ahora recicla su vieja amistad de sanguijuela con los arnulfistas.

Los mal llamados locos, no lo son. Su lema será: “Traición se paga con traición”, así le darán un mensaje a los tránsfugas que se creyeron el cuento de que eran bienvenidos. Para muestra lo que pasó con Héctor Valdés Carrasquilla, a quien defenestraron en su ambición como alcalde. Ningún loco se come su excreta.

No contentos con el endiosamiento publicitario de los logros de su líder, mecenas y mentor, quien actúa con talante propio de un César. En otras palabras como un emperador, como una caricatura del Tercer Reich, como Luis XIV en la Francia del siglo XVII, quien alegaba: “L´ Etat cest moi”. Frase que tropicalizada en Panamá sería: “El Estado es mío”. Su plan B que consiste en abanderar un candidato presidencial cuyo vacío silencio lo llena un retrato suyo.

El Molirena solo servirá para garantizar el piso político de Cambio Democrático. Se conforma con su rol de segundón y, en compensación, recibe prebendas personales para sus dirigentes por su entrega como colectividad. Los independientes podrán desnivelar el fiel de la balanza electoral, si no se atomizan.

Los incentivos salariales entregados a la gendarmería nacional pueden ser un factor determinante para la supuesta defensa del voto oficial. De la justicia se podrá esperar que le ponga sazón a este asunto, y puede ser salado, agrio o dulce.

En política no hay sorpresas sino sorprendidos. Falta el postre.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código