EDUCACIÓN FAMILIAR

Tiempos inciertos...: Nivia Rossana Castrellón

Angustia, sufrimiento, tensión e incertidumbre son la tónica de la cotidianidad en el siglo XXI. Se hacen aún más complejas las tareas fundamentales, como cumplir con nuestro papel de proveedores, parejas, padres, hijos, amigos y ciudadanos.

Se convierte en una aventura trasladarse por la ciudad, esperar en una fila interminable, sufrir los embotellamientos del tráfico, sobrevivir a las exigencias de nuestros entornos laborales y satisfacer nuestras necesidades como seres humanos. Es, entonces, cuando la fortaleza de nuestro entorno familiar se pone a prueba...

Llegamos sin aliento a nuestras casas, quizás influidos por la mala jornada, la falta de tolerancia y cortesía en el manejo de los conductores; la audacia de los peatones y el incesante ruido de los cláxones de los autos.

Cuando traspasamos el umbral de la puerta, nos encontramos, quizás, con una o varias manitas y caritas iluminadas que solicitan mimos y atención o quizás sean púberes o adolescentes rebeldes, un tanto mal educados, que responden con monosílabos, mientras teclean furiosamente sus blackberry o miran su facebook.

Perdemos la paciencia y nos decimos: “Encima esto”, y, de pronto, nos sentimos con el derecho de alzar la voz a nuestros hijos, nos provoca pegar o, incluso, encerrarnos en una habitación que nos aleje del tumulto. “No puedo más”, nos decimos.

Emociones negativas, agresividad, negatividad, intolerancia, impaciencia, desagrado, desilusión, tantos sentimientos encontrados... amamos a nuestros hijos, pero ¡qué capacidad tienen para sacarnos de quicio...!

Hay ocasiones en que pensamos que ellos deben comprender que venimos cansados de la jungla de fierro y cemento; que fue una batalla campal llegar a casa; que estamos haciendo lo imposible para darles lo mejor, quizás privándonos de muchas cosas o, en cada vez más casos, que somos cabeza de familia y que somos los únicos responsables de velar por su presente y su futuro.

A veces, y sin querer también, somos capaces de comprar su silencio. Se satisfacen deseos y caprichos, tratando, quizás, con cosas materiales de callar los clamores de atención de nuestros hijos.

Administrar una familia, criar a nuestros hijos en tiempos inciertos, no es tarea fácil. Se trata de un desafío que cobra mayores dimensiones cuando vemos el impacto de los medios de comunicación, las redes sociales y la tecnología en nuestros hijos. La superficialidad, la inmediatez y la indolencia luchan a brazo partido por ganarle la batalla a la espiritualidad, a los frutos del trabajo honrado y a la diligencia que deben regir nuestras acciones. Como padres, a veces hasta secretamente deseamos que haya más días de descanso y menos de clases, a pesar de que perfectamente conocemos que si reciben más y mejor educación, tienen más oportunidad de futuro.

Toca, en estos tiempos en los que la incertidumbre es la regla, asirnos a las experiencias de quienes han sido exitosos en su tarea de padres de familia, de quienes han acometido su misión como progenitores con una responsabilidad que considera el concepto de liderazgo ejemplarizante, de educar no solamente para el éxito, sino formar para afrontar el fracaso; de seguir adelante a pesar de las circunstancias; de entender, parafraseando a William Ernest Henley en su poema Invictus, que cada uno es el amo de su destino, el capitán de su alma...

Es sorprendente que el genial Miguel Ángel Buonarroti, ya en el siglo XV, sentenciaba que “la educación es formar al ser humano para el cambio permanente y aún para la eventual crisis, producto de la transición”.

Somos los padres los primeros y verdaderos maestros encargados para esa misión. Nuestro liderazgo hace la diferencia.

Mijal Berg, conocida conferencista internacional, nos enseña que “ser padres es una verdadera oportunidad para crecer personal y espiritualmente. Nuestros hijos son la primera manifestación real en nuestras vidas del verdadero amor incondicional”.

Es a través de un amor incondicional que forma con el ejemplo, con paciencia y firmeza, que darán nuestros esfuerzos los mejores frutos, en los que más amamos: nuestros hijos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

MONITOREO Alerta verde se extiende por 24 horas

Donderis pidió a la población prestar atención a los comunicados oficiales y seguir las recomendaciones a fin de no poner en riesgo sus vidas.
Tomada de @Sinaproc_Panama

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código