CRÍMENES DE LA DICTADURA

El cachorro de Torrijos: Carlos Eduardo Galan Ponce

Ahora con todo este escándalo del regreso de Manuel Antonio Noriega al país, la generación que no vivió la época completa de la dictadura creerá que a los más de 110 asesinados o desaparecidos durante esa época tenebrosa Noriega, personalmente, les voló la cabeza. Y no es que sea un santo, pero de acuerdo a las investigaciones de la Comisión de la Verdad, si es por épocas y por víctimas, Omar Torrijos le ganó fácilmente. Más los que perdieron sus vidas durante el circo ese que se llamó Junta de Gobierno, en la que figuraban dos peleles y solo se hacía lo que Torrijos quería.

El paso de Torrijos por la jefatura de la entonces Zona de Chiriquí marcó el inicio del ascenso de Noriega en los estamentos militares. Le cedió el control del Departamento de Tránsito y la venta de revisados, lo que constituyó su primera fuente de ingresos ilícitos. Las coimas por el funcionamiento ilegal de los lugares de vicio iban al bolsillo del mayor jefe.

Y así crecieron como hermanitos pío pío, ambos en el mismo gallinero. Pero la cosa se le vino a complicar a Noriega y a los dueños de los lupanares, cuando llega a la provincia de Chiriquí el mayor Boris Martínez a encargarse de la jefatura de la zona. Y a poner orden.

El nuevo mayor se estrena despojando a Noriega de sus negocios, cerrándole el suntuoso despacho del que disfrutaba, para colocarlo en un pequeño escritorio al frente de la sala de guardia, como castigo. En ese cambio, la primera coima que quiso pagar un conocido comerciante de damas de esa época lo que provocó fue el cierre definitivo de su local. Devolvía todos los regalos navideños que acostumbraba recibir su antecesor y exigió que le colocaran el medidor de luz a su residencia, cosa que antes era gratis. Un desprendimiento poco común en los cuarteles.

El tal día de la lealtad, le toca a Noriega decidir el futuro político del país. Entre los militares golpistas y Torrijos. Bueno, lo mejor para él, lógicamente era el mal conocido. Favor con el que Noriega garantizaba la impunidad de todas las tropelías que tenía en mente. Total, la complicidad compartida era cosa de vieja data y era la ocasión de llevarla a niveles superiores.

Nada se hacía sin el conocimiento de Torrijos. Ese era su pregón. Entonces, él es el responsable de los crímenes cometidos durante su espurio mandato. Pero resulta que este es un héroe y Noriega es Satanás. Cuando por puntos no hay la gran diferencia. ¿O es que las viudas y los huérfanos que dejó Torrijos son de inferior calidad que los que produjo Noriega en Albrook o a la familia Spadafora?

Y si el cuento para absolverlo de todas sus atrocidades es que recuperamos el Canal, entonces, bajo ese criterio, si los gorilas argentinos hubieran ganado la guerra con el Reino Unido y recuperado la soberanía de las Malvinas, todos sus crímenes hubieran caído en el olvido y las madres de la Plaza de Mayo, les hubieran hecho barra. Y los hubieran santificado dándole sus nombres a estadios y parques de la comunidad. Falso. De todas formas igualmente hubieran ido a dar con sus huesos a la cárcel. Como en todas las dictaduras que asolaron a esta sufrida América Latina de la época. Excepto aquí.

Además de que igualmente hubiéramos recuperado el Canal con un gobierno legalmente constituido. Recuperación que se inició con la actitud patriótica del presidente Roberto F. Chiari en enero de 1964. Sin necesidad de asesinar a nadie.

Ahora nadie quebró un plato. El PRD es más inocente que un colibrí. Excoroneles y exgenerales que cambiaron de bando solo cuando les “robaron el mandado”, ahora nos dan lecciones de civismo desde los mismos medios que vapulearon a gusto y antojo. Civiles que se arrastraron hasta la ignominia, ahora se yerguen airosos y muestran sin recato sus fortunas malhabidas. Pero entre todos le dejaron a este país una escala de valores tan deteriorada, que ya desaparece bajo la superficie.

No comparto algunas de las actuaciones del gobierno por el cual voté. Es el privilegio de la democracia por la que unos pusimos mucho y otros nada. Al contrario, se esforzaron para que nunca surgiera. Pero no quiero dejar pasar por alto las palabras del ministro José Raúl Mulino en una entrevista televisiva, refiriéndose a este tema. Quien puede negarles su veracidad. Es la historia de nuestro país.

Mucha de ella vivida en esta provincia altiva. Hay unos tipos y tipas que solo, por vergüenza, deberían resguardarse en un oscuro rincón.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código