INJUSTICIA SOCIAL

Trescientos mil hambrientos: Rolando Aparicio O.

Según el informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), a nuestro país hay que felicitarlo por los logros alcanzados en la erradicación del hambre; todo esfuerzo en esa dirección debe ser aplaudido. Sin embargo, hoy cuando desayunábamos, a 300 mil panameños no les alcanzó para comer. Otros miles salen al trabajo con un trago de café, y otros tantos dejan su alimentación diaria en manos de los carretilleros.

Probablemente la Organización de las Naciones Unidas mide los avances en las metas para erradicar el hambre basándose en estadísticas. Álgebra que implica sumar y dividir el número de habitantes y el producto interno bruto de cada país. Se supone que mientras mayor sea el poder adquisitivo, menos hambre habrá en la población.

Si a esta fórmula generosa se le confronta con algunas variantes, tales como la mala distribución de las riquezas, ¿los resultados serían los mismos?

Prosperidad económica y pleno empleo chocan con el precio de los alimentos y la inseguridad alimentaria de este país. La telaraña de causas y efectos, de variantes y factores determinantes en la medición del hambre, son innumerables. Miles de panameños ya no pasan hambre, pero ¿qué comen? Los alimentos que las familias logran poner en el plato sirven para comprobar las graves carencias en materia de justicia social que nos afectan.

Luego de las estadísticas, de los informes, los foros y conferencias acerca del tema del hambre, los organismos internacionales esperan que cada Estado logre las metas del milenio. Sin embargo, con todo y la globalización, el Estado le sigue prometiendo al campesino ayuda para producir, cuando la realidad es que el comercio de la comida ya está definido.

La economía mundial seguirá su curso, alimentada por una ideología que a veces se torna contra el mismo hombre; es allí donde a la política se le exige entrar en acción y procurar el bien común.

La buena noticia es que quienes dirigen la economía y la política son seres humanos. Es al hombre al que hay que motivar a ser solidario, y desde la economía o la política, actuar a partir de un marco ético.

Un proyecto relacionado con el tema de la alimentación es la cadena de frío, cuyos buenos propósitos está de más repetirlos; un ejemplo de cómo desde el Estado se pueden proponer políticas en favor del bien de la población, sin amenazar las leyes del mercado. No obstante, ¿qué acciones tomarán los empresarios si ven que sus ganancias disminuyen?

El riesgo permanente es que la economía se valga de la política para mantener sus márgenes de ingresos. Gobernar se convertiría en una gran oportunidad de fortalecer los intereses económicos de las familias en el poder, y los 300 mil panameños, que según la FAO pasan hambre, seguirán esperando las migajas que caen de la mesa de los dueños de Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código