´RANCHOS ARDIENDO´

De Tulú y la pura pinta: Berna Calvit

Me gustaría saber el volumen de ventas de medicamentos ansiolíticos, somníferos, antidepresivos, antiácidos, valeriana y similares en Panamá. Algo me dice que las farmacias y los distribuidores de estos productos están haciendo “japai”. El caos y la inseguridad en las calles causan ansiedad y malhumor; leer noticias, depresión, disgusto, acidez estomacal; los noticieros en la tevé ocasionan todo lo anterior, y más, porque una cosa es oír o leer y otra, ver en el televisor, “en vivo” y a todo color, el desfile de bufones, mentirosos y de defensores hasta de lo indefendible. Le aconsejo, si quiere disfrutar de una noche bien descansada, ¡no vea los noticieros nocturnos!; si aparecen Gálvez, el diputado José Muñoz, Camacho, o Salo Shamah, será difícil conciliar el sueño. Hay un diputado que me hace recordar al personaje el Bufón, de la película Batman. ¡Qué aguante hay que tener! El presidente Martinelli debería saber que con amigos así no necesita enemigos. Y hablando de amigos, en el banco, decorado con motivos alusivos a las fiestas de la patria, mientras esperaba en la fila de jubilados, se me acercó el simpático C. y me susurró al oído: “Oye, ¿viste en esa esquina ese paisaje de playa con arena, palmeras, y pececitos? Avísale a la gente del banco que no dejen entrar a X porque si ve esa playa se le va a querer llevar”. ¡No es cuento! Y es que asuntos así están en el menú diario: la carestía de los alimentos, medicamentos y combustibles; la compra y venta descarada de tránsfugas; el mal servicio en las instalaciones de salud; criminalidad; pele police y retenes; los negociados de tierras en Juan Hombrón y Paitilla; corrupción por doquier, etc.

En el país entero hay “ranchos ardiendo”. Cada día aumentan los indignados; se alzan los comerciantes pequeños, los indígenas, los defensores del patrimonio histórico y del ambiente, los periodistas, las víctimas del dietilene glycol y la KPC, los que deben abandonar su casa para darle paso al “progreso” y al turismo, los sin-agua, los sin-tierra y los olvidados. Hay un ambiente crispado y malsano; hay quienes se sienten acosados por adversar al gobierno; es inquietante la sospecha de que algo parecido al fatídico G-2 acecha. Equivocadamente, el presidente Martinelli y sus funcionarios tildan de políticos todos los movimientos y opiniones que los adversan. Es verdad incompleta que ignora el gran descontento entre no afiliados a partidos políticos; entre ciudadanos con sensibilidad y preocupación por el bien común, la equidad social y la justicia imparcial. Ocupados en mantener el poder más allá de 2014 y en adelantar costosos proyectos que, en algunos casos, chocan contra toda lógica, dan sobradas razones para “prender ranchos”. Razón tiene el eslogan de indignados españoles que dice: “Cuando los de abajo se mueven, los de arriba se tambalean”.

El anuncio del más reciente proyecto de la desaforada danza de millones del gobierno es el del rompeolas turístico; se destinarán 37 millones de dólares para un relleno de 6.86 hectáreas en la bahía de Panamá, adosada a la cinta costera con ciclovías, estacionamientos, canchas deportivas y hasta un restaurante que permitirá al turista disfrutar de la “vista panorámica de 360 grados sobre la ciudad...” (La Prensa 31/10/2011). El “suavitel” para el proyecto es “mejorar la actividad del nuevo muelle multipropósito”. Ese mismo día el diario muestra a dos campesinos de Tulú, camino al hospital de Penonomé, trasportando en hamaca a un enfermo que no pudo ser atendido en el centro de salud, porque carece de medicamentos y cuenta con un asistente “que nada puede hacer”; las cosechas se pierden; las autoridades los mantienen en completo abandono, dice Rutilio Espinosa, residente de Tulú; a punta de pico y pala y a puro pulmón, los hombres de la comunidad intentan mantener abierta la única vía, un camino lodoso; llevan más de 30 años esperando la carretera que varios gobiernos les han prometido. Los Tulú se repiten a lo largo y ancho del país. Hay dinero de sobra para obras cosméticas, “pura pinta”, pero no para ayudar al hombre del campo, a los que carecen de tanto por el abandono gubernamental, como dice Rutilio.

Recientemente asistí al acto de clausura de varios cursos de capacitación a humildes mujeres trabajadoras del área rural de Coclé, proyecto emprendido con “el corazón” por la Fundación de Asistencia Legal Comunitaria (Fundalcom) y la Fundación Nutricional Teresa de Jesús (Fundateje). Me conmovió ver a aquellas 60 mujeres, jóvenes y mayores, vestidas con sus mejores galas, subir orgullosas al escenario a recibir los certificados. “No todo está perdido”, me dije. Presenciar el acto fue una experiencia enriquecedora; bocanada de aire fresco, de esperanza, de pensamientos positivos; y de ganas de abrazar, agradecida por sus esfuerzos, a esas mujeres y a los que, con su trabajo, les ofrecieron nuevos horizontes. No estuvo presente nadie que empañara con su pequeñez un acto tan lleno de sentido.

No hubo necesidad del tranquilizante té de tilo ni de valeriana ni de pastillas contra la depresión porque no había allí ministros ni diputados ni políticos marrulleros para hacer de la ocasión la oportunidad para politiquear. Fue un día sin las nubes oscuras de la desesperanza y el desengaño. Un hermoso día para reforzar mi fe en la gente buena de mi país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código