RESCATE

Turismo militar: Luis Puleio

Paolo Sanfilippo es el gestor de lo que él mismo ha denominado como “turismo militar en Panamá”. Su empeño como entusiasta de la historia reciente se remonta a hace varios años, cuando empezó la búsqueda intensiva de los perdidos emplazamientos de artillería construidos para la defensa del Canal de Panamá, a principios de la Primera Guerra Mundial.

En efecto, con el estallido de la conflagración bélica en Europa, el alto mando militar del Ejército de Estados Unidos, presente en Panamá desde 1910, ya había dispuesto que se recuperara la selva del área canalera, en un intento de dificultar cualquier ataque terrestre que pudiese darse y, en especial, por la imperiosa necesidad de ocultar las instalaciones militares que se empezaron a construir y a consolidar desde la costa del Pacífico y el Caribe.

Los planes se basaron en lo que se conoce como una “defensa en profundidad”. Los primeros cañones de gran tamaño y alcance se ubicaron en las entradas del Canal: Los fuertes Randolph, De Lesseps, Davis, Sherman, Kobee, Clayton, Howard, y las islas Perico, Naos, Flamenco y Punta Culebra. Las baterías de flanco, desde Galeta, pasando por los islotes del lago Gatún, Plantación, Miraflores, Tanque Rojo, Paraíso, y el litoral conocido como playa Farfán y Veracruz.

No obstante, el avituallamiento militar se incrementó en la década de 1930, con el asentamiento forzoso de nuevos sitios de defensa a lo largo del país por motivo de la Segunda Guerra Mundial.

Afortunadamente, la guerra no llegó a nuestras costas y a las robustas edificaciones costaneras se les dio un uso muy limitado para el alojamiento y como depósitos.

Por consideraciones tácticas, el establecimiento de una batería de tierra se posesionaba en colinas relativamente elevadas. Disponían de un acceso o carretera bien disimulada para el abastecimiento logístico. Los refugios eran semisoterrados o soterrados en otras posiciones, dependiendo de la razón estratégica. Contaban con alojamiento para las tropas, electricidad y cables bajo tierra (cuya línea surcaba varios kilómetros dentro del bosque), servicio de letrinas, agua potable, comedores, depósitos para las municiones y, por seguridad, estaban bastante alejados del campamento.

Las torres de observación se erigían entre dos colinas para su ocultamiento. También se disponía de sistemas de luces de búsqueda, fortines para las ametralladoras, cables de teléfono para la comunicación con los puestos de mando, servidores de las baterías, telégrafo y, después, sistemas inalámbricos. Además, redes de camuflaje para ocultar las instalaciones y repuestos para armas y edificaciones.

En la actualidad, algunas de esas instalaciones fueron demolidas y otras vandalizadas para sustraer hierro, cobre y todo aquello que representaba un valor económico.

Coast Defense Study Group es una corporación sin fines de lucro y promotora del estudio de la Historia Militar en Estados Unidos sobre las “defensas y fortificaciones costeras”, y estará de visita próximamente en Panamá para recorrer los sitios más notorios en que se afincaron los cañones de mayor poderío, para así conocer el trabajo que realizaron los ingenieros militares de aquellos años, y ver el diseño, la arquitectura y la tecnología constructiva de la época.

Toda la información que se recabe se endosará a las páginas de los libros de historia militar, como testimonio de hechos relevantes ya acaecidos.

Esperamos que con esta visita la Autoridad de Turismo de Panamá sopese la posibilidad de abrir al público los emplazamientos de artillería e inste a nuestros historiadores a que detallen, por ejemplo, cómo pudo Morgan romper el orden de batalla montado por el gobernador Pérez de Guzmán, quien gritaba en plena batalla: “Hijos míos, no queda otro remedio, si no es vencer o morir”. O como ocurrió en la toma de Portobelo, cuando el capitán Castrellón, en un último aliento arengó a su tropa: “Por todos los santos y su majestad católica, no os rindáis”.

La historia de Panamá es rica en hechos; solo faltan los hombres que la sepan aquilatar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código