DERECHO DE ASILO

Venganza política y ´gansos justicieros´: Juan Fernando Jaramillo Galvis

El derecho de asilo ha sido una institución respetada en la historia de las relaciones interamericanas. La lucha por el poder político crea condiciones de hondo resentimiento, y hace que en determinados momentos los derrotados en las urnas o los contrarios en la confrontación de ideas sufran persecuciones que abarcan a los amigos, la familia y los copartidarios. En estos casos suele apelarse al asilo político como una manera de salvar la vida o de proteger la libertad personal. En Colombia existe un ambiente de persecución judicial concertada contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez que se extiende a sus familiares y exfuncionarios de su gobierno. Los enemigos de Uribe más caracterizados son las guerrillas FARC y ELN que han quedado reducidas a su mínima expresión con la “seguridad democrática”. Una larga labor de penetración ideológica en las universidades, sindicatos y aparatos del Estado realizado por las guerrillas se refleja en muchos campos, incluso en la rama judicial. Pero, además, Uribe tiene como enemigos activos a los que fueron jefes de las Autodefensas y sus tropas, por haberlos conducido a la desmovilización y a algunos a la extradición. En este marco es que la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado pidió y obtuvo asilo en Panamá. A tal punto llega la vindicta contra ella que un comando clandestino, asaltó en ciudad Panamá su apartamento para robarse toda la documentación personal y probatoria de su defensa. Quién sabe qué le hubiera ocurrido si María del Pilar Hurtado estuviese allí en ese momento. ¿En manos de cuáles “gansos justicieros” que litigan contra el asilo concedido, se encuentran esos documentos?

La lealtad es una virtud que ilumina a quienes han compartido peligros y tareas comunes. Es una de las características de la unidad interna de los partidos políticos. Lo es también de los grupos que trabajan en el deporte, en la empresa privada. Los desleales son lo contrario. Suelen ser los oportunistas que tratan de posicionarse con los nuevos dueños de la empresa, del equipo o del poder político. Los desleales son personajes que van desde el abandono de los amigos o de la familia, hasta la traición a la patria, definiendo patria la tierra de sus padres, la que los vio nacer. Que un expresidente de Colombia sea leal con sus subalternos y los asista moralmente, no puede confundirse con complicidad, máxime cuando en Colombia están buscando sus enemigos crearle un ambiente de desprestigio a cualquier precio, incluyendo demeritar la institución del asilo político y el respeto por los países que lo conceden como Panamá. El mundo político tiene personajes limpios y dirigentes lúcidos que hacen honor a su carrera política. Pero existen, también, los renegados y los mediocres que ganan escalones con padre nuestros ajenos. La reputación de Álvaro Uribe Vélez es como su sombra, unas veces lo sigue, otras lo precede. Unas veces parece más larga y otras veces más corta. Pero los colombianos de las mayorías lo vemos con gran reputación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código