CONSTRUIR EL ESTADO

Verdad, memoria y justicia: Jorge Gamboa Arosemena

Verdad, memoria y justicia: Jorge Gamboa Arosemena Verdad, memoria y justicia: Jorge Gamboa Arosemena
Verdad, memoria y justicia: Jorge Gamboa Arosemena

Cuando el cardenal Jorge Mario Bergoglio llegó a Papa hubo diferentes expectativas en Argentina, su tierra natal. Una de estas la tuvo la organización de las Madres de Mayo que clama justicia para los miles de muertos y desaparecidos en la feroz dictadura argentina, desde los tiempos en que imperó la internacional verde oliva, dirigida desde Estados Unidos, so pretexto de contrarrestar a las izquierdas latinoamericanas en las décadas de 1960 y 1970.

La expectativa de las Madres de Mayo la expuso una de sus dirigentes, al decir que esperaban que el papa Francisco ayudara a su nación con “la verdad, la memoria y la justicia” necesarias para sanar las heridas de aquella época. Esos tres conceptos se aplican a Panamá. Necesitamos verdad, memoria y justicia, ya no solo por lo que pasó durante la dictadura, sino también en los años posinvasión que muchos califican alegremente como democracia.

Cual hipócritas miembros del Sanedrín en tiempos de Jesús, hoy –de forma simbólica– algunos se rasgan sus vestiduras cuando aparecen las denuncias de corrupción del gobierno de Ricardo Martinelli. Claro que hubo corrupción, y en grado superlativo, pero también se practicó en los gobiernos posinvasión, hasta en el mejor apreciado en este tema, el del presidente Guillermo Endara. ¿O ya se nos olvidó el famoso “Club la Llave” que liberaba fondos cautelados a conspicuos amanuenses de la dictadura?

Hablamos mucho de que Panamá necesita cambiar de conducta, pero ¿cuántos quieren que aflore la verdad, que no perdamos la memoria y que se haga justicia? Ilusamente, en estas fiestas se dispensan augurios de paz, amor, armonía y prosperidad. Pero nada de esto se dará, si evadimos la verdad, si no tenemos memoria y si no se hace justicia.

¿Creemos el cuento de que Manuel Antonio Noriega pudo hacer sus fechorías sin el apoyo del Estado Mayor y el de un grupo de “civiloides” que le proporcionaron una estructura fraudulenta de gobierno? Y muchos se olvidan de que Noriega fue puntal del primer dictador Omar Torrijos. Estos individuos ponían a presidentes, ministros, alcaldes, embajadores, magistrados, jueces y legisladores quienes cometían el delito continuado de “usurpación de funciones y complicidad”, de forma directa o indirecta, en violación de los derechos humanos, y causaban lesiones patrimoniales contra el Estado. ¿Acaso no pocos se enriquecieron de forma injustificada?

Ahora no aceptan la verdad de que la mayoría de los que son diputados, magistrados, jueces, fiscales, ministros u ocupan otros cargos de jerarquía, se coludieron con el ejercicio satanizado –no sin causa– del gobierno anterior. Apoyaron –de forma directa o indirecta– toda acción ilegal, inmoral y antidemocrática de ese gobierno. El ser humano no es perfecto, pero sí es perfectible, y esos amanuenses desde sus diferentes cargos pudieron tratar de corregir las acciones de sus compañeros y aliados. Si no se lograba corregir tenían que denunciar la felonía y renunciar, con hidalguía. Si no lo hicieron ayer, hoy no tienen autoridad moral para ocupar cargos públicos –aunque no hayan cometido las corruptelas directamente– y menos presentarse como autoridades en democracia y decencia. Entiéndase, funcionarios con mando y jurisdicción en el Ejecutivo, diputados del Legislativo; magistrados y jueces en el Judicial; fiscales del Ministerio Público; alcaldes y representantes en el régimen municipal o allegados a círculos del poder.

Sé que hay ciudadanos a los que les dan el beneficio de la duda, ya sea por vínculos personales con muchos de los miembros del poder constituido o porque dichos especímenes son hábiles en venderse como gente honesta, apta e ilustrada, logrando un maquillaje engañoso. De la época de la dictadura hay quienes dicen haber sido presidentes, ministros, magistrados, legisladores y demás, que actúan con descaro como adalides de la democracia y la decencia. En medios de comunicación los entrevistan para que se pavoneen de lo que no tienen autoridad moral para ejercer. Bolívar los reprochaba como azotes sociales, porque eran inteligencias sin probidad. Igual ocurre con algunos de este gobierno que fueron parte de la administración anterior y, sin sonrojo, pretenden dar igual cátedra de democracia y honestidad, a pesar de que ya realizan prácticas del pasado y en su participación con Martinelli, guardaron silencio cómplice. Verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Memoria para no olvidar las tropelías y justicia, sobre todo, justicia para poner a cada quién en su dimensión política y moral que le corresponde. No perdamos de vista que varios de los que han ejercido el poder en los últimos 40 años hoy lo siguen haciendo. No es por una supuesta vocación política, sino porque muchos de los que no tienen principios se hacen políticos por la ambición que los impulsa y el sistema se presta para saciar ambiciones. Los ciudadanos, con valores, no soportan entrar a un escenario con prácticas repugnantes y le dejan espacio a los de la peor ralea, lo que da el resultado que tenemos: un Estado colapsado en manos de corruptos. Verdad, memoria y justicia es lo que necesitamos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código