MEDIDA INCONSULTA

La venta de la Zona Libre, ¿improvisación económica?: Raúl Moreira Rivera

A mediados de la década de 1980 se aplicó en América Latina un proceso de liberalización económica conocido como el Consenso de Washington, que establecía entre sus principales obligaciones, la privatización de las empresas estatales. Y se inició el proceso de asignar un valor a estas empresas para luego venderlas por el precio establecido, suponiéndose que con el producto de estas ventas se generarían los recursos necesarios para la satisfacción de las necesidades de la población.

A pesar de lo antes señalado, con el transcurrir de los años incluso los principales defensores del liberalismo en América Latina dieron la voz de alerta en el sentido de que este proceso no podía continuar de esa manera, ya que la experiencia estaba demostrando que el resultado era que ya no se contaba con los ingresos que generaban las empresas estatales y que las necesidades que se suponían se iban a satisfacer con su venta, no solo permanecían, sino que habían aumentado.

Fiel a las últimas prácticas económicas gubernamentales, nos sorprendimos con la información de que como en el presupuesto del Estado aparecían estimados 100 millones de balboas, producto de la futura venta de los terrenos de la Zona Libre de Colón, había que proceder con esto. Si esta decisión fuera producto de una planificación adecuada de la actividad económica gubernamental, entonces en el presupuesto de la Zona Libre de Colón se debiera reflejar, también, una disminución de los ingresos en concepto de arrendamiento como contrapartida de los 100 millones de ingresos señalados.

No obstante, cuando se analiza el presupuesto de ingresos de la zona franca se observa que este renglón, que asciende este año a unos $34.9 millones, pasó de representar el 37% de los ingresos el año pasado, al 39.9% este año. Esta situación preocupa, ya que pareciera haber una falta de coherencia en el cálculo de los ingresos estatales de este año.

La justificación de la venta de los terrenos propiedad de la Zona Libre de Colón se explica señalando que a través de esta transacción se brindaría seguridad jurídica a los empresarios de la zona franca para la realización de sus operaciones comerciales. No obstante, cuando se consulta a estos hombres y mujeres de negocios, señalan que ellos no han pedido el cambio de la situación actual y que por 64 años les ha permitido realizar sus transacciones con la mayor estabilidad, incluyendo los peores momentos de turbulencia política vivida en nuestro país.

Es cierto que desde hace muchos años se ha planteado la necesidad de adecuar la legislación de la Zona Libre de Colón a las nuevas realidades de apertura tecnológica y de apertura comercial internacional, pero también se ha señalado que esta adecuación debía ser producto de aportes de aquellos que interactúan en la generación de miles de millones en transacciones comerciales y no ser presentada como sorpresa para todos, con el agravante de que aún no se sabe qué forma va a tener finalmente esta sorpresa.

En economía se señala que “el capital es nervioso”, y que frente a situaciones que generan demasiada incertidumbre prefiere o postergar sus decisiones de inversión o realizarlas en otros lugares probablemente menos inciertos.

¿Para qué arriesgar la estabilidad de operación de la zona libre más grande del mundo con propuestas que ni siquiera representan la versión final de lo que espera el Gobierno Nacional que se plasme en la misma? En el caso de la Zona Libre de Colón, si se sigue el argumento utilizado con la venta de las empresas mixtas, ¿cuál será el siguiente paso?, ¿acaso la privatización de la zona franca?

Es necesario que las medidas que se propongan sean confrontadas con aquellos que serán afectados por su implementación, de manera que ni se disminuya la competitividad de la Zona Libre de Colón ni se pongan en peligro los miles de empleos que en ella se generan.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código