AVISO: Las visitas al Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid estarán suspendidas este domingo.

PREPARACIÓN ACADÉMICA

Hay abogados y abogados: Ramón A. Mendoza C.

Tremendo maremágnum está ocasionando el proyecto de ley 249 que procura regular la profesión de abogado. La iniciativa contempla que los nuevos abogados pasen un examen para validar sus conocimientos académicos y fundamentos éticos.

El otro puntal es la exigencia de preparación continua de los abogados ya graduados, con algunas excepciones, para que cimenten su saber. En principio me parece sana la iniciativa por varias razones. Derecho puede ser la carrera que más profesionales genera en el país. Según las estadísticas entre el año 2007 al 2012 se otorgaron 8 mil 90 idoneidades para ejercer la abogacía, de ese total 4 mil 437 a mujeres y 3 mil 653 a hombres. Por lo tanto, en ese lapso de tiempo salieron a la calle un promedio de mil 618 abogados por año, o sea unos 135 por mes o 4.5 diarios. El año 2009 fue el más fructífero con una producción de mil 278 nuevos abogados, y 2012 el de menor producción con 858. Ello implicaría, si fueran los viejos tiempos, que las universidades tendrían entre tres y cinco sustentaciones de tesis diarias, lo que explica por qué la tendencia a desembarazarse de este procedimiento académico y reemplazarlo por prácticas profesionales o el llamado a realizar maestrías, vías que no son las adecuadas para lograr la excelencia académica. Ahora bien, el problema no es solo cuantitativo, sino cualitativo. Una parte de los estudiantes que ingresan a la universidad son analfabetos funcionales, es decir, saben leer, pero no entienden el texto, y otros carecen de una razonable base cultural y filosófica para enrumbar al verdadero jurista, lo que les dificulta entender los fundamentos filosóficos de las diferentes escuelas o tendencias jurídicas. Son alérgicos a la lectura y en su mayoría se gradúan sin haber leído una obra jurídica a cabalidad. Para enrostrar la mediocridad académica que ronda por las aulas universitarias de derecho, es normal encontrar como bibliografía copias de sitios de internet como el Rincón del Vago, Wikipedia y otros. El estudiante de derecho sometido a una preparación mediocre sale engañado a la calle, confiado en que su título lo convierte en jurista. Esto crea un círculo vicioso, pues esos egresados, con niveles académicos limitados, se enquistan en el sistema judicial o administrativo lesionando la función jurisdiccional o ejerciendo privadamente, y desprestigian la profesión porque el derecho arrastra una pesada carga ética e intelectual que, ignorada, produce indefectiblemente ese desprestigio. El abogado convertido en juez debe impartir uno de los más sagrados valores del ser humano: Justicia. Hoy la institucionalidad democrática está seriamente afectada por los cuestionamientos, principalmente de orden ético, que se le enrostran al sistema judicial. Hay excepciones, cuando debería ser la regla. La abogacía no debe ni puede entenderse como el asilo de estudiantes que escapan a exigencias académicas o de personas que ven en tan noble profesión un instrumento para lograr fortuna, abatiendo las altas exigencias, académicas, éticas y morales que la nutren.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código