ACCIÓN CIUDADANA

Más allá de las palabras: Oreste Del Río Sandoval

El mundo ha experimentado una década de cambios sustanciales, dando saltos exponenciales en materia de comunicación. Las redes sociales han abierto espacios innegables al intercambio cultural, educativo, académico, y también han contribuido a abrir las fronteras para poner al descubierto las situaciones sociales que viven algunos pueblos, y que se habían mantenido en la clandestinidad.

Un escenario mundial lleno de imágenes y palabras en el que las críticas y las sugerencias son válidas; el apoyo multitudinario se traduce en cientos de miles de “me gusta” o compartir; pero, ¿adónde van las palabras que decimos? ¿El mensaje motivador del inicio del día, que se disipa febrilmente en el tranque de la mañana? ¿Aquel buen gesto de darle paso a la señora que cruza la calle?

¿Adónde se va la motivación que inyectabas en el mensaje que compartiste y que subrayaba la realidad del cambio climático? ¿Cuándo fue la última vez que plantaste un árbol?

Todos somos parte del buen o mal curso de la historia y, en ese sentido, todos tenemos una gran responsabilidad sobre la determinación de nuestro presente y de nuestro futuro. Cada quien tiene una cuota de aportes que cumplir y no podemos permitir que la vida se nos escape sin dejar nuestra huella.

El peor error que podemos cometer es pensar que en esta era de la comunicación lo que más vale es utilizar las redes sociales como medio único de acción. La vida es mucho más que eso.

Tenemos y formamos parte de un país que desde sus inicios ha sido llamado a unir al mundo. Es pequeño en extensión, pero gigante en oportunidades logísticas, por esto, tenemos la obligación de trabajar aún más duro para ocupar el lugar de liderazgo que, como nación, podemos ejercer.

Cada palabra tiene un significado propio, pero las conceptualizaciones no devengan en resultados sin tomar acciones al respecto.

Llevemos nuestras ideas más allá del mero pensamiento, invirtamos más tiempo en actuar que en hablar, que nuestros sueños no queden resumidos en intenciones, que nuestra grandeza se siga basando en el producto del trabajo duro, comprometido, y que nos hace sentir orgullosos.

Es un momento clave de oportunidades diversas. La impetuosa urgencia del momento social que vivimos nos exige formar parte de la solución. Por eso, la conjugación gramatical de nuestra participación, al momento de escribir nuestro paso por la historia, debe ser escrita en verbo y no en sustantivo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código