DESARROLLO SOSTENIBLE

La gestión ambiental del siglo XXI: Harley J. Mitchell Morán

Un nuevo año enmarca los devenires de la humanidad. Azotados por una crisis ambiental que se manifiesta de diversas maneras. En la República de Panamá, esta se agudiza con las múltiples consecuencias de una absoluta falta de planificación y de un desdén generalizado y sin precedentes por la gestión de los recursos naturales y del entorno en general, ya sea natural, rural y construido por parte principalmente de las autoridades públicas. Esto debe cambiar.

No puede existir gestión ambiental sin planificación, una planificación seria, apegada a principios actualizados, provenientes de la ciencia, natural y social, consciente de que siempre existe una mejor tecnología disponible. Una gestión humana, sensible a que las víctimas de la contaminación muy pocas veces están al tanto de la raíz ecológica de sus problemas y que deben ser atendidos con respeto y verdadero interés en la solución de los mismos.

Para lo anterior, debe existir una institucionalidad sólida, comprometida, bien liderada por personas probas y conocedoras de la amplitud de la dimensión ambiental que une al planeta, que al asistir o delegar asistencia a foros internacionales sea con el compromiso de aplicar lo aprendido en beneficio de su propio país, que valoren la participación ciudadana, que dirijan a su personal, como los proverbiales generales de una guerra de independencia, donde se guía a la Nación a independizarse de la insostenibilidad, de la cultura del despilfarro y del irrespeto al prójimo, al patrimonio cultural, a la diversidad étnica y a los recursos naturales.

Este tipo de dirección pondera justamente al personal subalterno, estimulando a su totalidad, evaluando su desempeño de forma objetiva, basándose en méritos y el alcance de resultados, correspondiendo al buen servidor y disciplinando de acuerdo con los procedimientos establecidos al que falla. Este líder está preocupado por capacitar al personal y velar por su justa remuneración, en beneficio de la sociedad, la cual encontrará con agrado funcionarios amables, eficientes y orientadores de conciencias, con don de gente y felices de ejercer el cumplimiento de su deber.

La gestión de los recursos naturales debe orientarse al cumplimiento de la Ley, por ello, tales gerentes públicos deben conocerla, respetarla y valorarla como el irreemplazable instrumento rector que tiene la sociedad. En el caso que nos ocupa, regulando nuestra relación con el entorno. Así los procesos, ya sean para obtención de permisos de toda índole y los que investigan responsabilidades, deben ser transparentes, accesibles y respetuosos de las garantías ciudadanas. Un procedimiento ambiental, además de orientarse hacia derecho, también debe ser eminentemente técnico, justificable y dirigido sobre todo a la reparación del daño causado.

Entes con competencias ambientales, como el Ministerio de Salud, la Autoridad de Aseo, la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá, la Autoridad Marítima de Panamá, la Dirección de Recursos Minerales del Ministerio de Comercio e Industrias, la Defensoría del Pueblo y muy especialmente la Autoridad Nacional del Ambiente, tienen este potencial. Es hora de que lo hagan valer. El país entero lo necesita.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código