CAMBIOS EN EL SISTEMA

Un aporte al combate de la pobreza: Álvaro Tello

Es sabido que a lo largo de todo el territorio nacional, las poblaciones de áreas rurales marginales del país son las más olvidadas y las que en menor o ningún grado les llegan los frutos del crecimiento económico. En el año 2011, según cifras de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República, el número de nacimientos vivos fue de 73 mil 292, de este total 7 mil 454 nacieron sin asistencia profesional o con otro tipo de asistencia profesional (parteras) representando el 10.2% de los nacimientos vivos (zonas rurales), y en las comarcas indígenas este porcentaje fue del 37% de los nacidos sin asistencia profesional. Las defunciones fetales fueron de 10 mil 78 en la República y en áreas rurales 2034 o sea el 20.2%.

La población analfabeta en la República según el censo de 2010 era de 148 mil 747 y en las comarcas indígenas, de 39 mil 170 o sea el 26.3% de analfabetas se concentra en las comarcas indígenas.

¿A dónde quiero llegar con estas cifras? Para brindar mejor salud y mejor educación a la población rural del país se tiene que empezar por crear las condiciones para transformaciones profundas que permitan al gobierno llevar salud y educación en forma permanente a las zonas rurales.

Propongo que en cada comunidad, las más apartadas del país, tengan un médico general, enfermera, educador, y un técnico agropecuario, además de contar con una infraestructura donde existan las condiciones adecuadas para que estos profesionales permanezcan en el área en condiciones apropiadas.

El médico prestaría atención primaria con disponibilidad de medicamentos (pequeña farmacia) para los casos de mayor incidencia (gastroenteritis, parásitos, amebiasis, diarrea, paludismo, desnutrición, mordidas de serpientes, dotación de vitaminas, problemas respiratorios, etc.) e instrumentos quirúrgicos mínimos necesarios para una adecuada atención.

En el caso del educador, mejores condiciones de estadía le permitirán dedicarse mejor a sus labores docentes e integrarse mejor con la comunidad.

El técnico agropecuario a su vez, ofrecería transferencia de tecnología agropecuaria y pecuaria no solo a pequeños productores de subsistencia sino también apoyaría a las escuelas con los huertos escolares y caseros a la comunidad.

De esta forma tendríamos un programa en tres pilares fundamentales que en conjunto traerían soluciones a corto y largo plazo en materia de salud, educación y producción.

Para que esto sea posible, tendrá que implementarse un programa de incentivos a estos profesionales que contemple mejoras en el salario, participación en seminarios, un plan especial de vacaciones. Además la infraestructura para estos profesionales debe contemplar recámara dotada con baño independiente para cada uno, un salón que sirva para dar charlas, dotado con equipo audiovisual, neveras para guardar los alimentos y otra para guardar los medicamentos, televisor para la estancia.

Esto requerirá instalar paneles solares para contar con energía eléctrica de forma permanente, insumo importante para la conservación de alimentos, medicinas, y para los equipos de audio y video necesarios para las charlas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código