LUCRO INSANO

El asedio a Chiriquí: Carlos Eduardo Galán P.

Esta laboriosa provincia, “Tierra que produce, hombres que trabajan”, ha venido siendo sistemáticamente socavada en todos sus aspectos por los recién estrenados modelos económicos. Una mezcla ofensiva de extranjeros y nacionales explotadores, con gobernantes que les hacen la venia a todo aquel que adquiere un trozo de la patria a cambio de una participación. En una trilogía que esquilma a los que hicieron de esta tierra un emporio de producción y de ingenio y autosuficiencia, trastocando este remanso de tranquilidad y convivencia en paz. En donde si bien se hicieron fortunas, estas guardaban una proporción relativa a nuestra propia capacidad de producción. Opacadas hoy por lo que acumula cualquier funcionario corrupto con sus “socios”. En cuatro años.

Y escuchar a voceros del gobierno decir que siempre hemos sido un país de importadores, no es más que un soberano embuste, quizá aplicable a esa ciudad capital, donde nunca han sembrado ni una chavelita. Hacían “súper” en los comisariatos de la Zona del Canal; los gringos les daban agua, luz y teléfono, y hasta les recogían su basura.

Pero en el interior del país la vida era totalmente diferente. Y más esforzada en Chiriquí, donde la carencia de una vía de comunicación confiable con el resto del país nos obligó a superar muchas más limitaciones. Pero aun así, aquí, en la mesa del campesino “pobre”, nunca faltó una gallina adobada con arroz blanco que compartía gustoso con una visita inesperada. En nuestras calles no había limosneros, las aceras de David desconocían lo que era un buhonero, solo había un tipo que fumaba canyac, los niños pobres iban a la escuela con ropa remendada, pero limpia, y las “bolsas” para los útiles eran hechas de tela por sus madres. Las escuelas públicas solían ser modelos de orden y rectitud. Un muerto, que no fuera por “laeda” (la edad), era motivo de escándalo. Hoy las mochilas regaladas son un negociado.

Producíamos todos los alimentos necesarios para vivir con modestia, pero cómodos. Teníamos energía eléctrica barata en toda la provincia, provista por una empresa chiricana que utilizaba racionalmente nuestros recursos hídricos. Ahora, una pléyade de depredadores le ha caído “en pandilla” a nuestros ríos para llevarse y lucrar con el producto de su generación eléctrica. Desde 1921, empresarios regionales proveyeron a la provincia de almacenes de mercancía variada. Luego, las posteriores cadenas locales de supermercados. Hoy casi todos en manos de las fortunas conquistadoras de la capital.

Esta provincia nace como fruto del trabajo de verdaderos inmigrantes de todo el mundo y de hombres y mujeres que vinieron de otros lugares del país con la fe puesta en esta tierra y su gente para hacer de Chiriquí su hogar. En la década de 1940, con 112 mil habitantes, en esta provincia se cosechaban 750 mil quintales de granos básicos. Pastoreaban en nuestras llanuras 70 mil vacunos, se criaban 15 mil cerdos y piaban más de 250 mil aves de corral. Las tierras altas producían más de 600 mil libras de hortalizas. Y ese Boquete, fruto de inmigrantes innovadores, producía 18 mil quintales de café de calidad, que desde 1920 era exportado a los exigentes mercados de Europa y Estados Unidos. Esa era la maravillosa estructura social y económica que se vivía en esta amada provincia, en donde en la década de 1980 se sembraban más de 40 mil hectáreas de arroz.

“Panamá no puede volver al pasado”, dice el candidato oficialista. Claro, es que en este bello escenario de antaño, de mujeres y hombres altivos y dignos, de producción nacional buena y abundante, no cabría la docilidad por un jamón o una bolsa de comida en rebatiña. No podría existir el lucro insano de las importaciones, que cuando no haya alimentos para importar o cueste una fortuna hacerlo, solo ellos podrán comer.

La fila que había el domingo 27 de octubre, de más de 100 metros, de gente agotada, en una “Jumbo Tienda” en el parque de Cervantes de David, daba vergüenza. Esto, en un pueblo orgulloso donde jamás nadie tuvo que hacer una fila para conseguir un mendrugo, me recordó las películas del viejo oeste en Estados Unidos. Los orgullosos indios americanos derrotados haciendo fila para mendigar una ración para mal comer.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

INVESTIGACIONES El magnate fundador de Apotex y su esposa murieron estrangulados

Aparentemente no hay señales de que las muertes hayan sido premeditadas o de que los Sherman sufrieran de depresión.
AFP

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código