DESARROLLO Y APLICACIÓN

Cuando no bastan las buenas ideas: Rolando A. Gittens

Para los que pensamos en lo importante que es apoyar a quienes hacen ciencia y desarrollan la tecnología, resultó toda una novedad el análisis que hizo Rosanna Costa, del Instituto de Libertad y Desarrollo de Chile, quien resaltó los planteamientos del economista Xavier Sala sobre ser exitoso en los mercados. Para competir, se requeriría más que nada tener una buena idea que sintonice con lo que desean los consumidores. Lo novedoso es que, según sondeos hechos en algunos países, un alto porcentaje de estas ideas no proviene de los científicos, sino de personas comunes y corrientes.

Estas conclusiones parecen propias de sociedades en que la ciencia y el desarrollo tecnológico han sido beneficiados con una sostenida tradición de inversiones, tanto estatales como de la empresa privada. Sociedades con una educación de formación que les permite enfrentar mejor las complejas situaciones en el camino a un desarrollo integral. En Panamá, debemos tener o desarrollar la capacidad de adecuarnos a los cambios que se dan en el campo de la salud y en otros, y eso solo se logra fomentando el conocimiento crítico y el acceso a la tecnología.

A finales del mes pasado, dirigido por el Dr. Jagannatha Rao, del Instituto de Investigaciones y Servicios de Alta Tecnología (Indicasat AIP), se realizó una conferencia acerca de los últimos avances en biomedicina y ciencias interdisciplinarias. Esto último fue la clave del éxito alcanzado, pues hubo más de 50 intervenciones de expertos, lo que le permitió no solo a los panameños, sino a los académicos invitados conocer el quehacer de otras especialidades e incorporar aspectos desarrollados por diferentes disciplinas.

Algunas disertaciones ofrecieron experiencias muy exclusivas, como la del renombrado profesor Dr. Adrian Hill, de Gran Bretaña, quien reveló el tremendo desafío que fue desarrollar, en solo nueve meses, una vacuna para atender la crisis del ébola en África. Sin embargo, hubo otros retos que aceptaron varios, como la estadounidense Sharmila Anandasabapathy, que se refirió al alto costo que supone la aplicación de soluciones contra el cáncer, con equipos de alta tecnología como una endoscopia. En regiones de poca capacidad económica, es casi imposible que los pacientes tengan acceso a esos descubrimientos o facilidades, no obstante, la Dra. Sharmila desarrolló una tecnología para hacer diagnósticos a un bajo costo, lo que hizo posible su aplicación.

Otro ejemplo del alto costo que conlleva la innovación científica fue la propia conferencia internacional celebrada en Panamá, pues además de los limitados recursos del Indicasat fue vital contar con el apoyo del Gobierno de Gran Bretaña, a través de su embajador Ian Collard; de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, de la Ciudad del Saber y del empresario Arturo Melo.

Todo esto apunta a una problemática que va más allá de la responsabilidad que deben asumir los planificadores del gobierno del presidente Juan Carlos Varela, porque no solo es educar para el desarrollo de ideas, sino crear las facilidades para que estas se desarrollen y apliquen, y eso no es fácil.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código