MERCADO LABORAL

Se busca oficio: Rodrigo Guardia D.

La oferta educativa para adultos en el país está orientada desproporcionadamente hacia la acreditación de títulos profesionales, esta no necesariamente coincide con la creación de competencias y habilidades que tengan valor para la economía y el mercado laboral. No es solo en las instituciones educativas públicas, sino también en las particulares.

Esto se ve reflejado en la actitud de la fuerza laboral, una forma interesante de plantearlo ha sido decir que la gente no busca un trabajo para hacer sino un empleo donde le paguen. El que busca un trabajo que hacer podrá hacerlo ya sea de su cuenta o para una empresa. El otro depende del empleador, esto contribuye al panorama de problemas de bajo rendimiento, subempleo, desmotivación, vulnerabilidad a la corrupción, personal sin habilidades mercadeables, etc...

Existe en el mercado laboral una carencia de personal técnico capacitado y certificado en oficios que requieren menos tiempo de entrenamiento que una carrera profesional, pero que son muy importantes para la economía y para el país.

Por ejemplo, es notablemente difícil obtener un buen ebanista, tanto así que los habilidosos tienen más clientes de los que necesitan y, sabiéndolo, pueden darse el lujo de dejar algún cliente sin atender o dejar un trabajo sin terminar ocasionalmente. A menos que tengan una ética de trabajo y estándar propio muy por encima de lo común.

Otro ejemplo interesante es la soldadura. El paisaje de rejas de acero que encierra nuestras viviendas es testimonio de que este tipo de trabajo sí se consigue. Sin embargo, es casi siempre soldadura de arco, con cortes y pegues sencillos y diseños similares, el trabajo fino y de hierro forjado de antaño se está descontinuando. Aunque el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el desarrollo Humano tiene muy buenos programas de soldadura básica y avanzada (TIG; MIG, subacuática), se necesita ampliar el alcance y la cantidad de graduados. La capacidad de producción local y reemplazo de importaciones en mercados y nichos estratégicos sería una oportunidad para la economía del país, pero está de momento fuera de alcance, en muchos casos.

La educación en oficios a través de programas y diplomados podría recoger a los no graduados de secundaria que, según han demostrado las estadísticas, son los más susceptibles a pertenecer a grupos antisociales organizados. Siendo que el problema de los jóvenes que no trabajan ni estudian es importante, se debe brindar una oferta educativa diversificada, que ofrezca alternativas o etapas intermedias al título profesional.

Hay una necesidad insatisfecha de talabarteros, herreros, ebanistas, tapiceros, zapateros, instaladores certificados de azulejos, mosaicos, reforzadores, soldadores, torneros. En algo nos ha ayudado la inmigración de hermanos vecinos de la región que dominan estos oficios, aunque nos empeñamos en ver los aspectos negativos de los migrantes, que hacen más ruido siendo minoría.

Todo oficio es digno. Martin Luther King Jr. llamaba a quien le tocara el trabajo de barrendero a hacerlo tan bien que se notara y que al pasar por la calle la gente se preguntara ¿quién la barrió que quedó tan limpia? Hace poco supe que falleció un señor que limpiaba zapatos afuera de una cooperativa, en Balboa, que visito ocasionalmente. Lo recordaré como el que mejor hacía ese trabajo. Tomaba unos 20 minutos o más, pero extendía la vida del calzado. Eso lo elevaba; se notaba que estaba orgulloso y que tenía su medida de lo que es hacer bien un trabajo. En nuestro país la capacitación en oficios permitiría, por ejemplo, mejorar la calidad de las viviendas del interior. Hace algunos años escuché que el 6% de los arquitectos vivía en el interior, esto puede haber aumentado, pero no significativamente. Por lo tanto, mientras mejor capacitados estén los maestros constructores y técnicos en edificación, mejor construidas estarán las viviendas y más resistentes a los embates de desastres.

Los beneficios de la educación no son solo físicos y económicos sino, también, sociales. Tal vez, si la turbamulta de lúmpenes que vimos saqueando negocios, el viernes 26 de octubre, y tomándose fotos con llantas en llamas se supieran útiles no tendrían motivación ni necesidad de actuar de esa manera.

Se ha dicho que la “educación es control de multitudes” y sir Ken Robinson nos pregunta si “las escuelas matan la creatividad” en este momento dinámico para la educación en todo el mundo, cuando las certificaciones técnicas, cursos en línea y la abertura de muchísimo material gratuito, como los podcasts, cambian el catálogo de lo posible y lo accesible hasta ahora para el usuario, estudiante, profesor o institución. Es el momento, por urgencia y por oportunidad, de replantear la oferta y las prioridades de la educación en el país, con una mente y agenda abiertas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código