DECISIÓN

Una campaña de propuestas: Francisco Bustamante

No ha empezado la campaña electoral para el año 2014, por lo menos formalmente, pero ya me aterran las amenazas que se ciernen sobre los electores y contribuyentes panameños. Dicen algunos que quieren propuestas; que no haya campañas sucias, y otros que la propaganda sucia –cuando es verdad– es buena. Y si no hay límites acordados, ¿dónde termina la vida pública y empieza la vida privada?

¿En qué punto se diferencian los delitos o crímenes de las aburridas debilidades humanas? Que si tal candidato (a) es homosexual, si no lo sabemos con certeza, ¿lo comprobaremos? Que si hay infidelidades, de parte y parte, ¿nos enteraremos? Que si hay negocios o acuerdos económicos que bordean en el delito... no hay nada nuevo bajo el sol. Que si hay fallos legales que benefician a políticos o a sus amistades o familiares, ¡quien esté libre de pecados, que lance la primera roca! Estos ataques entre la clase política, simplemente nos ayudarán a conocerla mejor. Hay temas que afectarán a los electores, comento algunos. Un socorrido argumento en Panamá es que la tasa contributiva es baja. Ergo, aumentos en las tasas impositivas, o ampliación de su base; esto es que más gente pague impuestos, esa es la respuesta que a los cerebros recaudadores se les ocurre.

¿Cómo evitar la elusión (aprovechar interpretaciones de la ley o vacíos legales para no pagar) o evasión fiscal, mejorar la recaudación, la administración o gestión financiera? No. Eso es muy complicado. Mejor aumentar el gravamen o el número de contribuyentes.

O mejor todavía. ¿Cómo mejorar la gestión del Gobierno? Eso es ciencia esotérica que eriza la piel de los gobernantes. Tampoco. Lo fácil es aumentar los tributos. Y a eso le temo. En el mercado electoral local esto significa que quien ofrece o regala más, tiene mejores propuestas.

El último gran mago que nos hizo creer que no habría necesidad de incrementar los impuestos, porque los dineros mal administrados eran suficientes, cuando asumió el poder lo primero que hizo fue eso mismo, aumentarlos.

Como dijo un insigne político, “el que no da, no va”.

Los políticos parecen menores de edad. Nunca son responsables de las cargadas que le hacen al erario. Quiero decir, a los contribuyentes, que somos todos. Y de nuevo, nos harán pagar la factura.

Prometerán y prometerán, y el que más ofrezca –como en una subasta de conciencias– tendría más opciones de ganar. Pero ¿quién paga la cuenta? Sí. Tú y yo. Y los demás. Por eso ya he decidido por quién no voy a votar.

Aquel o aquella que ofrezca más, ya sea en obras, en subsidios, en regalos, que no se me acerque. Están advertidos. Ya está bueno de que me vean cara de mentecato, por no decirlo en buen panameño.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código