CAMPAÑA POLÍTICA

Si yo fuera candidato: Sebastián Vásquez Bonilla

Al observar las propagandas de los candidatos a los diversos puestos públicos observo un común denominador. Todos dicen qué van a hacer, pero ninguno dice cómo lo hará, y todos se dirigen a las masas populares, por lo que es evidente que no les interesa la clase media profesional.

Veamos algunos ejemplos. Uno promete bajar la canasta básica familiar, generando una conexión directa del productor al consumidor, pero no dice cómo lo hará, ni cuál será la diferencia entre lo que propone y lo que actualmente son las Jumbo Ferias. Otro asegura que para reducir la violencia intrafamiliar creará la Ciudad Mujer, donde las mujeres podrán hacer sus denuncias; pero no dice en qué forma esa ciudad logrará ese objetivo. Se infiere que por el solo hecho de ser manejada por mujeres, lo cual es discriminatorio, dará mejores resultados que los mecanismos actuales.

Otros prometen “regalar” más dinero a los no jubilados y un “salario mínimo” a los jubilados; pero no dicen de dónde saldrán los fondos. Ni hablar de aquel que se hace llamar “el hombre del tanque de gas”, que hace evidente que su administración simplemente se basará en algo que anteriormente hizo con un tanque de gas.

No acostumbro a hacer críticas sin manifestar mi propuesta sobre el tema. Si yo fuera candidato a Presidente, prepararía un plan de gobierno basado en lo que más nos importa. Puedo decir, sin lugar a dudas, que los aspectos que más le preocupan a cualquier individuo son, en orden de importancia, su vida, sus hijos y su trabajo. Dentro de este marco de referencia, prepararía un plan de gobierno basado en una investigación estadística sobre las razones por las cuales los panameños fallecen. Dicho estudio le daría la ponderación debida, tanto en acción como en presupuesto, a un plan de trabajo que reduzca el feminicidio, las enfermedades mortales, los asesinatos, las muertes por accidentes automovilísticos y laborales, etc. Mi gobierno se fundamentaría en la reducción de esas muertes, incluso, ponderaría las muertes por causas naturales; de las cuales nadie podrá dudar el luto y dolor que causan.

La ponderación a cada una de esas causas de muerte se incrementaría si están relacionadas con los otros aspectos que más nos interesan. Por ejemplo, se le daría más importancia a las muertes de niños, y más aun, si son por la falta de un trabajo digno de sus padres.

Aclaro que lo que aquí se propone no implica descartar ninguna de las prioridades que seguramente tiene el lector sobre las necesidades de esta nación. Para el logro de los objetivos aquí propuestos se requerirá mejorar la educación, el sistema de salud, la seguridad, el transporte, las vías de comunicación, etc. Simplemente se propone por dónde comenzar y que se adjudique una ponderación científica a cada una de esas necesidades. Entiendo que muchos discreparán con las prioridades antes descritas. Algunos considerarán que se debe utilizar como referencia la salud, bajo la premisa de que si no hay salud no se puede hacer nada, mientras que otros dirán que el plan de trabajo debe basarse en el bien común, etc.; y todo ello me parece bien.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código