FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

GANAR O PERDER

El candidato de la oposición: Ángelo Chen Guardia

No cuenta el esplendor del metro, de viaducto-puentes, ni aeropuertos que, al fin y al cabo el desarrollo va exigiendo, cuenta lo que dejó de hacerse y lo que se hizo muy mal, sin pensar que lo más importante es el respeto al ser humano, como forma de comportamiento gubernamental. El lenguaje de indignación del panameño son las manifestaciones, huelgas, cierres de calles, cual signo inequívoco del límite de su paciencia, con el que dice ¡Basta ya!

La actual campaña electoral pisa el acelerador mostrando un panorama similar a la de 1994, cuando un partido para muchos enterrado o desterrado, hábilmente, confundió a sus rivales, los dividió en grupos débiles, les puso una manta encima y, juntos, los tiró al abismo de la derrota. Seis candidatos a la presidencia, levitando, inconscientes y ostentosos percibiéndose triunfadores, se enfrentaron atomizados al que los venció con solo el 33% de los votos. En la presente contienda, el Gobierno practica una estrategia parecida, pero esta vez repartiendo recursos a raudales, capitalizando ya la desintegración del Molirena, ocasionando brechas y fisuras al Partido Panameñista e intentando, con todas sus fuerzas, partir al Partido Revolucionario Democrático (PRD).

Agruparse en torno al colectivo con mayores posibilidades, es el criterio lógico y unánime para iluminar esta larga y oscura noche con la antorcha más brillante, el sufragio, identificando al PRD y al Partido Panameñista como los principales protagonistas y, definiendo los liderazgos de manera temprana, pacífica y consensuada, abriendo todas las puertas a los voluntarios, independientes e inscritos.

Se examinarán virtudes y pecados de personas y partidos, provocándose algunas dudas sobre su trayectoria, no obstante, serán juzgadas de acuerdo al código de conducta política que toma en cuenta la imperfección de la naturaleza humana, que explica, justifica y acepta su falibilidad, y la interpreta como una característica antropológica contundente, no como una condición exclusiva de los políticos. No extremar la rigidez de las reglas con que se descartan y rechazan candidatos y partidos, permite la masiva participación. De otra forma, las sociedades democráticas harían política y gobernarían con aspirantes al santoral.

El panameñismo estoico sufrió vituperios y humillaciones y se “convenció” de formar la alianza con Cambio Democrático y Molirena, en 2009. Participaron en la aprobación de la Ley 30 o chorizo, de la reducción drástica de aranceles a los productos agropecuarios, el 9 de julio de 2009, y hoy enarbolan la absurda cruzada medioeval de congelar los precios de los alimentos. Antes ya habían demostrado su visión de corto plazo al oponerse a la ampliación del Canal, sin embargo, ahora reconocen y aplauden sus frutos. Hipnotizados por la gran promesa de que liderarían la alianza en 2014, traicionaron a sus electores permitiendo la salida de más del 50% de sus diputados hacia Cambio Democrático y otros fueron sembrados en la directiva del Molirena, asimilado para controlarlo.

Finalmente, los arnulfistas aceptan que fueron “incautamente” sorprendidos, los acusaron de no trabajar, de dedicar mucho tiempo a la política y a maquinar intrigas en las trastiendas, lo que ocasionó su expulsión del poder el 30 de agosto de 2011; de allí en adelante, son críticos de la administración. Por esa historia reciente la ciudadanía les perdió respeto y no los consideran partido de oposición. Todavía está fresco el recuerdo de acometidas violentas junto a sus exaliados, y las heridas aún sin restañar. La confianza se recupera enalteciéndose con humildad, pidiendo el perdón público con arrepentimiento sincero, seguido del solemne propósito de enmendar protegiendo y respetando los derechos y los genuinos intereses del soberano mandato.

La fracción del panameñismo sustraída por la presidenta Mireya Moscoso, quien insiste en el regreso, actúa como incondicional aliada del Gobierno. Varela y la que fuera viuda del caudillo, debaten en púlpitos opuestos con discursos antagónicos en posiciones irreconciliables, sin disimular su agresividad y profesándose un odio mudo.

Miembros del partido de la bandera morada con rojo y amarillo consideran exiguo el aporte del Partido Popular, que habría recibido réditos desproporcionados una vez obtenida la victoria, como rescatarlo del naufragio, curules, alcaldías y por la cara complacencia de la obvia exigencia de aparecer en la dupleta presidencial.

Las circunstancias cruzadas de amistad, parentesco y dirigencia política de un partido rival al de la pareja presidencial plantea, indudablemente, un incómodo dilema al próspero banquero y empresario turístico Alberto Vallarino, sin embargo, brinda apoyo económico a la campaña, sin participar activamente en ella.

La mayor concentración de arnulfistas vigila a sus dirigentes, esperando la definición de los escenarios, buscando un camino más seguro, evitando que se repita el pírrico y traumatizante capítulo en el que ganando, salieron debilitados, fragmentados y expulsados, aunque la concurrencia de 42% de sus miembros a las primarias evidencia signos vitales que indican una eventual reagrupación.

Si el panameñismo insiste en presentarse solo, con su diezmado compañero, esta doble inmolación despejaría la pista al PRD y al CD y, uno de dos, el vencedor les agradecería el gratuito favor de haberle facilitado la conquista del poder. El futuro ejercicio de mostrar la panorámica del PRD aclararía la discusión sobre la disputa de los liderazgos frente a los comicios de mayo de 2014.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código