UNIVERSIDAD DE PANAMÁ

Los candidatos para la rectoría: Jorge Luis Macías Fonseca

No cabe ninguna duda de que ya está planteada la lucha por la Rectoría de la Universidad de Panamá. En una palabra, está en disputa el “poder” universitario. La polarización de las fuerzas en contienda es un hecho.

Por un lado está lo que yo denomino como el “oficialismo” y, por el otro, la “oposición”. En términos de lo que se habla, se trata de mantener el continuismo o de favorecer la renovación, que es la parte opuesta.

Desde luego, frente a la polarización han aparecido los candidatos intermedios que también aspiran llegar a la rectoría. Se trata de un sector que se incorpora a la contradicción de los polos, con la ardua tarea de construir un particular proyecto eleccionario de muy difícil pronóstico en sus resultados.

El asunto es que todos los candidatos intermedios fueron parte de la actual administración universitaria, por lo que en la aplicación de la lógica, fraccionan la posible coherencia del oficialismo. De manera que al candidato oficialista le tocará enfrentar al polo de la renovación, esto es a la oposición y, al mismo tiempo, a los candidatos intermedios.

Esto tiene necesariamente que moverle el piso al oficialista y someterlo a un intenso trabajo eleccionario, porque la presencia de los candidatos intermedios le sustrae más que añadirle a su proyecto. Ahora bien, si se trata de verdaderas propuestas de esos candidatos, que los distancian del candidato oficialista, el asunto se complica. Pero si surgiera la posibilidad de una fusión en torno al oficialista, entonces se plantea una cuestión interesante. Esto último merece observarse, porque los candidatos intermedios, identificados con el proyecto de la actual administración universitaria, no pueden más que ofertar lo que es posible, para darle continuidad a lo actual.

Es decir, que para ellos es difícil portar un discurso opositor. Así, si se trata de eso, no parecieran tener sentido las candidaturas intermedias, aun cuando por el carácter democrático de la institución universitaria todos tienen el derecho a aspirar.

Al restarle, los candidatos intermedios al oficialismo, tienen necesariamente que fortalecer al candidato opositor, que ha venido consolidando su posición al punto de que, sin regateos, se convierte en la parte opositora, sin ningún tipo de problema. Es decir, que nada ni nadie le disputa el polo opositor.

Siendo así las cosas, y tratándose de eso, el candidato opositor, como una sólida unidad, ha de enfrentar al oficialismo fracturado, lo que al final pudiese ser más beneficioso que perjudicial.

La Universidad de Panamá en los próximos meses será el escenario de un evento eleccionario, tal vez, –como bien señalan muchos– el más importante después de las elecciones generales en que se elige al presidente de la República. La sociedad, en su conjunto, y de manera muy particular los universitarios, hemos de garantizar que las elecciones terminen con la preferencia de un verdadero proyecto de universidad, para beneficio del país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código