EL REGRESO DE NORIEGA

A la cárcel, y que sea una de verdad: Betty Brannan Jaén

NUEVA YORK –No estoy de acuerdo con lo que escribió Francisco Díaz Montilla en estas páginas el sábado 19 de noviembre, sobre lo que es “justo” o no en cuanto a decidir si Manuel Antonio Noriega debe ir a la cárcel cuando llegue a Panamá. Díaz Montilla, abogando a favor de que Noriega se beneficie de la ley que por su edad y condición física le da la posibilidad de casa por cárcel, y pasando por alto el hecho de que sus crímenes de lesa humanidad lo descalifican para ese beneficio, basa su argumento en la siguiente premisa: “En materia penal, ... una acción judicial (sentencia o fallo) sería justa, siempre que sea expresión de o esté determinada por las disposiciones constitucionales y legales (penales y procesales) aplicables al caso”.

Según Díaz Montilla, por lo tanto, siempre que se aplique una ley tal como está escrita, se ha hecho lo “justo”. Por ello, según él, es “justo” aplicarle a Noriega la ley de casa por cárcel.

No acepto, sin embargo, que algo es “justo” solo porque hay una ley que lo permita. La verdad es que hay muchas leyes injustas, con las que se hace una injusticia cada vez que son aplicadas. Un ejemplo obvio es la ley que obligaba que Rosa Parks se sentara en la parte trasera del bus. O las leyes que negaban sufragio a las mujeres. O la ley panameña que establece que el homicidio prescribe después de 20 años.

Entonces, el mero hecho de que haya una ley que se pueda mangonear para darle casa por cárcel a Noriega (hay que mangonearla para evadir sus crímenes de lesa humanidad) para nada nos obliga a aceptar que ese desenlace sería “justo”, especialmente considerando que esa ley fue escrita por sus copartidarios con el propósito específico de protegerlo. Si el gobierno de Ricardo Martinelli tuviera un interés genuino en que Noriega pague por sus crímenes en Panamá, hace tiempo hubiera utilizado su mayoría en la Asamblea para derogar esa ley. Que no lo haya hecho me sugiere que hay complicidad entre los ricardistas y los norieguistas sobre cómo evitar que Noriega pague por sus crímenes en Panamá.

El presidente Martinelli se equivoca –o quizás engaña deliberadamente– cuando dice que Noriega “ya pagó gran parte de su culpa, aunque aquí hay mucha gente que no lo quiere perdonar”. Noriega no ha pagado un solo día por sus crímenes en Panamá –que incluyeron tortura y homicidio– y no ha perdido nuestro perdón por ellos. En ningún momento ha mostrado arrepentimiento y me consta además –por escritos suyos que he visto y por lo que dijo en su juicio en Francia el año pasado– que Noriega no se arrepiente de nada de lo que hizo. ¿Por qué, entonces, debe la Nación perdonar los crímenes que Noriega cometió contra ella?

Quienes quieran perdonarlo pueden hacerlo a título personal, pero es otra cosa que la Nación perdone.

Por otro lado, si Noriega va a terminar en la cárcel, ¿por qué le están construyendo un apartamento en El Renacer con toda clase de comodidades? Leo en La Prensa que el apartamento “tiene pisos de cerámica, sala amueblada con un comedor, una silla reclinable y otras dos butacas, cocina independiente, habitación con baño propio y ventanas sin barrotes”. ¿Por qué?

La celda especial que tenía en Miami era porque su estatus allá como “prisionero de guerra” lo requería, de acuerdo al Convenio de Ginebra. En Panamá, por contraste, Noriega será un prisionero común, condenado de delitos comunes, sin derecho a lujos que le son negados a los reos comunes y que le fueron negados a sus víctimas. Roberto Arosemena Jaén escribió un libro sobre las condiciones en que él estuvo encarcelado durante el noriegato y esas mismas condiciones deben ser las de Noriega.

¿No es eso lo “justo”?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código