ABUSOS

Los carteles políticos

Luego de que se llevaron al “Prisionero de guerra” que salió huyendo con el primer disparo y se vistió de mujer después de ultrajar a un país con desapariciones, represiones, cometiendo delitos y teniendo el rechazo completo de todos, los panameños pensábamos que comenzaba una nueva etapa y quedarían en la historia los abusos de poder que por años vivimos.

Lamentablemente, esa idea fue un sueño y se continuó el camino de la corrupción política con otras personas, otros partidos (algunos más disimulados; otros más descarados), relacionado con la inocencia que nos tomó por sorpresa a los panameños y eso dio como resultado en las últimas elecciones el deseo de buscar cambios, al menos eso creo.

Partidos políticos se han manejado por décadas como una especie de “carteles”, al utilizar el poder para la creación de negociados y “venta de favores” a todos los grupos o personas que comulgaban o patrocinaban su campaña. Los negociados se pueden describir desde el otorgamiento de concesiones y contratos millonarios hasta la compra maquillada de los costos y se está revisando actualmente su parte legal.

La ausencia de transparencia pública fue la característica del último gobierno, a pesar de que estuvo, supuestamente, regulada; el de Moscoso la planchó descaradamente.

Sus obras son como las cucarachas que salen de los papeles que se archivan por mucho tiempo. Ejemplo de ello es el caso Cemis, una obra maestra de corrupción que involucra hasta miembros del Órgano Judicial, por decir lo menos, de los tantos que se conocen.

Esperemos que salgan a relucir todos esos manejos irregulares que se “acostumbraron” a utilizar en la cosa pública y, así mismo, se pueda frenar la mala práctica en las compras y el dinero del Estado, tal como denunció el nuevo jefe del Legislativo “un lavado de tres autos con una factura de 800 dólares”. No olvidemos el caso de un ex ministro que pidió el pago adelantado de un “trabajo” no terminado. Estos abusos son increíbles.

Casualidad o no, pero las investigaciones de corrupción no finalizan y nunca se condena a nadie de jerarquía con todos los escándalos que se denuncian en la prensa escrita y televisiva, parecidos a un show de TV, por decir algo decente. Y para colmo, esos altos funcionarios luego de su período continúan dando declaraciones, como si su frente estuviera libre del “virus corruptus”; en otras palabras, descaro, sin máscara, si se pudiera decir así.

Esperemos encontrar una moraleja de estas actuaciones y sigamos vigilantes de los abusos; pero, asimismo, la cárcel para estos delincuentes hará sentir los verdaderos cambios que todos queremos y que en Perú y Nicaragua comenzaron.

Eso sería el final de los carteles políticos.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Oct 2019

Primer premio

8 4 7 0

CDDA

Serie: 10 Folio: 12

2o premio

7993

3er premio

2019

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código