BELLAS ARTES

Más de 100 años sin casa propia: Víctor Martínez Vásquez

La Escuela de Artes Plásticas del Instituto Superior de Bellas Artes (ISBA) del Instituto Nacional de Cultura (Inac), es una entidad netamente académica y cultural, surgida de las entrañas del Instituto Nacional, producto de la gestión del artista y educador Roberto Lewis García de Paredes. Emerge así, hace más de 100 años, como una necesidad de sensibilidad hacia la valoración y producción del patrimonio artístico cultural istmeño. Recordar al maestro Lewis es sinónimo de la educación de las artes plásticas, emblema que corona al ISBA.

Por muchos años, el Inac promueve su eslogan: “Abriendo espacios a la cultura”, muy efectivo entre personas de diferentes edades y estatus social. No cabe duda que ha jugado ese papel como gestor de múltiples artistas y maestros en las artes plásticas, quienes han elevado y siguen fortaleciendo nuestra identidad artística, estética y académica en el ámbito internacional.

Es una lástima que hoy el ISBA siga sin tener una sede propia y que carezca de espacios idóneos para impartir los conocimientos. La nómada situación que experimenta causa sinsabores a los administrativos, docentes y estudiantes. “Abrir espacios a la cultura”, supone sensibilidad, conocimientos técnicos, placer espiritual, estético, artístico y visual, entre otros. Hay que crear estructuras físicas adecuadas a las necesidades de la enseñanza de esta disciplina artística; ofrecer una oportunidad, con las herramientas básicas, para expresarse con libertad, mediante líneas y colores. Algunos de estos problemas fueron atendidos durante la administración del expresidente Ricardo Martinelli, cuyo equipo supo gestionar al detalle la “Ciudad de las Artes”, en este caso para las escuelas Artes Plásticas, Danza, Teatro, Música y Juvenil de Música, así como para la Casa del Escritor, el Ballet Nacional, la Orquesta Sinfónica, el Conservatorio Nacional, la Galería de Artes, entre otros. Proyecto que concentraba los cimientos de una elegante y adecuada estructura arquitectónica para albergar las diferentes especialidades.

Por eso nos preguntamos: ¿Dónde está la Ciudad de las Artes? ¿Qué pasó con el presupuesto asignado? ¿Seguirá la Escuela de Artes Plásticas sin un local propio y estable? ¿Qué tan cierto es que la futura Ciudad de las Artes tendrá que compartir espacio con los ministerios de Educación y de Ambiente?

¡No queremos “migajas”… Queremos un espacio digno que de verdad pueda “Abrir espacios a la cultura”!

Si le dan un vistazo a la Escuela de Artes Plásticas, se impresionarán del valor productivo, artístico y creativo que generan tanto los profesionales como los niños, jóvenes y adultos. Los docentes que laboramos ahí les exigimos al gobierno que tome una decisión definitiva y haga realidad la “Ciudad de las Artes Plásticas” como un lugar digno para fortalecer el conocimiento y la producción artística en todas sus manifestaciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código