TRABAJAR POR LOS POBRES

Las cloacas de El Chorrillo: Arturo Rebollón Hernández

En un reportaje de la televisión, los vecinos de El Chorrillo se quejaban del desbordamiento de aguas negras. Este problema en las cloacas es de vieja data y, en tiempo relativo, podríamos decir que tiene más de tres períodos legislativos sin solución.

Ningún diputado del área ha expuesto con seriedad el problema y sus consecuencias, de tal manera que obtenga una partida para solucionarlo. Esta labor sería más sustentable que destinar más de un millón de dólares para regalar jamones que pasarían a aumentar la masa fecal, atascada en esas cloacas, que se desbordan en El Chorrillo.

El animal político que representa al barrio (lo menciono de esta forma porque él mismo se denominó como tal), con los fondos generosos que obtiene para comprar las conciencias de los ignorantes, hubiera podido solucionar desde hace varios periodos legislativos este problema, haciendo una limpieza periódica, de punta a punta, en las tuberías.

Decía un popular “filósofo” venezolano, conocido como el “Terror del Llano”: “Los políticos pasan y el hambre queda”. Es una verdad de a puño y una gran lección para aquellos que permiten que los insulten al dejar que alguien considere que el valor su familia no sobrepasa el de una bolsa de arroz o un jamón, y se sienten satisfechos porque al menos le tocó una coimita, un mendrugo o las sobras que caen de la mesa de los políticos, quienes en su concepto coimean a manos llenas.

Las secuelas del desbordamiento de las aguas servidas tienen un impacto enorme en la comunidad: proliferación de mosquitos; mujeres y niños con sarna, con las piernas llenas de “pasitas” (granos); suciedad que se transporta en los zapatos al interior de las habitaciones en donde los niños que gatean se meten las manos sucias a la boca y llevan al interior de su organismo todas esas bacterias. El riesgo de una epidemia es inminente.

Los patios, antes limosos, que servían para tender la ropa, jugar, para reunirse e intercambiar chismes de barrio son, ahora, lagunas fétidas, reservorios de toda clase de basura. Se ha perdido el concepto de limpieza e higiene, lo que es muy lamentable porque ser pobre no es sinónimo de ser cochino; nacer pobre no significa que tienes que morir igual.

El Chorrillo ha sido cuna de grandes hombres: médicos, ingenieros, abogados, enfermeras, técnicos y obreros –con orgullo del trabajo que hacen–, que tenían algo en común: resistieron la negativa influencia de un ambiente hostil, de costumbres alienantes. Se tuvieron fe, se esforzaron por hacer realidad sus sueños de una vida mejor.

¿Quién dice que el destino obliga a vivir, por seis generaciones, a tatarabuelos, bisabuelos, abuelos, padres, hijos, nietos, en el mismo cuarto, sin otras aspiraciones que comer y defecar? Es necesario que los verdaderos padres en el barrio hagan un alto, piensen y amen a sus hijos.

Este nuevo año es oportuno para soñar con una vida mejor para los suyos. Trabajando con ganas y actitud positiva se logra influir en los hijos y se rompe el círculo de la pobreza que les rodea.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código