REFLEXIÓN

Al concluir un año más: Yoel González

Finalizamos en unos días el 2012, e iniciamos 2013 un año que para muchos será de grandes desafíos, pues mientras algunos parten a la casa del Señor, otros en la Tierra seguimos luchando por un mejor futuro, salud, educación, paz y tranquilidad en nuestros hogares.

Confiados en que la dicha, la paz, la prosperidad y la calma llegue a nuestras familias, nos unimos al regocijo por un venturoso año, en el que sin duda alguna dejamos atrás los errores cometidos, las fortunas y las tragedias; los momentos difíciles para cada uno de nuestros hermanos y los momentos de fervor, patriotismo y valentía en los que, reflejados en la honestidad de nuestros antepasados, emprendemos el camino hacia un mejor mañana.

Sabemos que quizás no sea todo bueno para nosotros, pero creemos en que con Cristo Jesús de cualquier obstáculo lograremos salir victoriosos, porque con valentía luchamos por la unidad de nuestras familias, de nuestros hermanos, de nuestros vecinos, para que juntos logremos salir adelante sin mirar credo, raza, edad, sexo ni distinción social. Todos somos hijos de Dios.

Que el niño Jesús permanezca en nuestros corazones y nos lleve por un sendero de amor y paz; que no nos dejemos abatir por el pecado, la desidia ni la miseria humana, que muchas veces nos aleja de ese amor a Dios que nos brota y nos enraíza a un nuevo y mejor mañana.

Emprendamos nuestros proyectos, sueños, anhelos, vislumbremos un mejor futuro, iniciemos una nueva vida, en Cristo Jesús, sigamos adelante, caminemos confiados por el sendero de la hermandad y nunca nos olvidemos de nuestros orígenes, de nuestra tierra; conservemos la naturaleza, recuperemos el tiempo perdido con nuestros padres, hermanos e hijos.

Visitemos a nuestros ancianos, compartamos y seamos siempre solidarios. No esperemos a que nos sucedan desgracias para reaccionar, activémonos para ser triunfadores y no seamos infieles a la palabra. Seamos cultos, pulcros y humanos con todo el que nos necesita, incluso, con nuestros enemigos; recemos, pidamos y oremos por ellos por su bienestar, por su fortalecimiento en la fe y por su desarrollo personal.

Seamos conscientes de todo lo que nos atañe y de lo que no nos atañe, también. Atémonos los cordones de los zapatos y, firmes y decididos, sigamos unidos adelante, animados y confiados en Dios por siempre...

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código