PERDÓN Y CASTIGO

Una conferencia de vida: Moisés Pinzón Martínez

El 29 de marzo de 2012 fui invitado a una conferencia que dictaba monseñor Gregorio Rosa Chávez, arzobispo auxiliar de San Salvador. En realidad fui porque esperaba conseguir un afiche, muy hermoso, de monseñor Óscar Arnulfo Romero, sacerdote asesinado en 1980 por defender la causa de los pobres. Esa era mi idea y no esperaba aprender nada nuevo. Pero quedé sorprendido, cuando de una forma sencilla, nuestro conferencista presentó un tema que, aunque desde aquellos días en que yo era estudiante en el Colegio San Agustín, había aprendido, nunca lo entendí con la profundidad que reviste.

En aquellos días juveniles me enseñaron que no podíamos cargar rencores sin que ellos nos convirtieran en esclavos de la venganza, del odio, de la persecución; llevándonos a una vida sin sentido, sin perspectivas, siendo la única razón de nuestra existencia la revancha.

De esto aprendí, no a perdonar absolutamente, pero tampoco a odiar; hacía una factura del desagravio y la guardaba en mi bolsillo, sin ninguna intención de persecución y decía, si alguna vez mi sombra le llega a cubrir, ¡le presento el documento y cobro!

Se trata de no perseguir a nadie, porque finalmente siempre, siempre, habrá quien se la cobre por ti, tarde o temprano. Porque el individuo que se acostumbra a ser insolente, pendenciero, ladrón, etc., no dejará de serlo nunca, y en su camino aparecerá el juez que lo condenará, aplicando el castigo de in so facto.

Sin embargo, monseñor Rosa Chávez me llevó más allá de estas conclusiones juveniles a comprender algo que, de alguna manera, ya practicaba porque en mi sencilla vida, sin ninguna pretensión, sobre lo que no he podido cobrar de inmediato, rara vez he pasado facturas, no vale la pena cobrarla. Evidentemente, estos son problemas cotidianos y no trascienden a tocar la profundidad del alma; pero ¿qué pasa cuándo asesinan a un ser muy querido o liquidan, en forma injusta, tu entorno económico?

Rosa Chávez me lleva al entendimiento filosófico del asunto, explica que hay un equilibrio entre el perdón, la justicia y la verdad y que son fundamentales para la reconciliación. Tiene que haber perdón, pero también debe haber justicia; y si aun así no hay suficiente justicia, el reconocimiento de “la verdad” ayuda a que ese perdón tenga significado. Siendo el perdón la única vía hacia la liberación espiritual que determina la tranquilidad de consciencia y, en consecuencia, la felicidad terrenal. Y nosotros agregaríamos el arrepentimiento, vinculado a la justicia.

La conferencia fue corta y una buena parte del tiempo se la consumió el preámbulo; sin embargo, el poco contenido fue realmente revitalizador. Entendí, ahora, algo que desde hace meses llevo en mi mente, sin poder explicármelo, y me refiero a una frase de la canción América Latina, de Calle 13, que expresa, refiriéndose a las decenas de miles de asesinados y millones de exiliados que representó la Operación Cóndor: “Perdono, pero nunca olvido”. Y por primera vez en 30 años logro darle contenido teórico a mi práctica diaria de no guardar rencores, profundizando el entendimiento que me permite, como diría Descartes, elevar mi entendimiento un poco más allá de lo que mi mortal vida me podría permitir. Es una pena que nadie del gobierno escuchara esta conferencia, motivada por una experiencia desgarradora, plagada de tumbas, mutilados y exiliados, como sucedió en El Salvador, pues por el camino que van los acontecimientos, eso es lo que le están preparando a este, hasta ahora, pacífico y paciente país. Y no nos quedará, a nosotros, otra cosa que perdonar y a ellos el rigor de la justicia, luego de la odisea que se aproxima.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código