POLÍTICA EXTERIOR

¿En qué consiste diferendo colombo-nicaragüense?: Olmedo Beluche

Desde 2009, la política exterior panameña se ha convertido en una sucesión de ridículas metidas de pata y ahora se inmiscuye en un diferendo que resolvió un fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre las fronteras marítimas entre Nicaragua y Colombia.

Desde el punto de vista geográfico no hay margen para el conflicto, pues cualquiera que mire un mapa puede apreciar que el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina están en la plataforma continental de Nicaragua. La razón del diferendo es histórica: el archipiélago hizo parte de la Capitanía General de Guatemala (a la que pertenecía Nicaragua) desde 1544. Pero las islas y la costa caribeña de Centroamérica empezó a ser penetrada por los ingleses desde 1629.

En 1803, Carlos IV, decidió pasar la administración de este archipiélago, y de toda la costa caribeña conocida como de Los Mosquitos (desde el cabo Gracias a Dios hasta el río Chagres en Panamá) al virreinato de la Nueva Granada, el cual, a través del puerto de Cartagena garantizaba el comercio y el control militar.

Alcanzada la independencia, América Central reclamó la costa de los Mosquitos y el archipiélago de San Andrés, pero la Gran Colombia alegó que las islas se habían adscrito a la Constitución de Cúcuta de 1822. En 1928 se firmó el tratado Esguerra–Bárcenas, por el cual Colombia reconoció la soberanía nicaragüense sobre la costa de los Mosquitos, a su vez Nicaragua reconoció la soberanía de Colombia sobre San Andrés.

Posteriormente Colombia, de modo unilateral, proclamó su límite en el meridiano 82. De forma que la controversia se reavivó. En 1980, Nicaragua repudió el tratado de 1928 por haber sido impuesto en un momento en que estaba invadida por Estados Unidos, no pudiendo defender sus derechos legítimos. En 2001, ese país formalizó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) reclamando la soberanía sobre el archipiélago y repudiando el tratado de 1928.

En noviembre de 2012, la CIJ se pronuncia. Primero, corriendo el límite del meridiano 82 al meridiano 81, 80 y 79; segundo, reconociendo la soberanía nicaragüense hasta las 200 millas náuticas; y, por último, salvo en la aguas que rodean las islas del archipiélago de San Andrés y siete cayos, señalando que Colombia conserva la soberanía hasta las 12 millas náuticas alrededor de las islas.

La decisión de la CIJ deja en claro que Nicaragua debe formalizar límites con Jamaica y Panamá, con los que antes no tenía. Pero el Gobierno colombiano se ha negado a aceptarlo y su estrategia implica aliarse con los países limítrofes con Nicaragua para crear una situación de desasosiego que impida a aquel país ejercer su soberanía sobre el área delimitada.

Está claro que el fallo no afecta intereses panameños. En todo caso, lo que a Panamá le corresponde hacer es asignar sus abogados ante el tribunal de La Haya para que nuestros límites marítimos, que antes lo eran con Colombia, sigan siendo los mismos con Nicaragua. La única política exterior correcta entre nuestros pueblos es la que nos legó El Libertador, Simón Bolívar: la unidad hispanoamericana, el camino de la integración, la solidaridad entre nuestros pueblos y dirimir de manera pacífica los diferendos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código