IMPACTO

El futuro del idioma español en el contexto de la globalización: Erick Santos Figueroa

En estos inicios del siglo XXI, las tecnologías de la información y comunicación (TIC) ocupan un espacio relevante en la sociedad panameña, al punto de impactar nuestras rutinas diarias y convertirse en elementos imprescindibles en el mundo comercial, en el que la rapidez de la transferencia de información, el aumento de los conocimientos y la exigencia de una permanente y actualizada interacción, vía celulares y otros medios de comunicación modernos, ha llevado a que las actividades diarias se automaticen.

Sin embargo, hay un aspecto que pasa desapercibido para la mayoría y es cómo la globalización impacta la lengua española. El cambio vertiginoso que genera este fenómeno en el campo económico, también incide en los mecanismos lingüísticos; así, para facilitar la comunicación entre proveedores y compradores, en la mayoría de los productos importados la información se coloca en inglés.

Según Peter L. Berger¸ profesor de sociología en la Universidad de Boston y director del Instituto para el Estudio de la Cultura Económica, la globalización es un proceso mundial, movido por fuerzas económicas y tecnológicas, que conlleva multitud de cambios, sociales y políticos; algunos de ellos positivos y otros, en absoluto. Pero la globalización, también, ha tenido consecuencias enormes en el ámbito cultural; inclusive en la religión. (2000:1).

Las apreciaciones que hace el profesor Berger evidencian la magnitud que ha tenido la globalización en la cultura de los pueblos y naciones, en especial en las lenguas, ya que el proceso de globalización ha generado la aldea global en donde muchas personas, de distintas culturas, etnias y lenguas, pueden ponerse en contacto. Pero, para que haya comunicación una de las interlocutoras, además de su primera lengua, tiene que tener la capacidad de ser bilingüe, es decir, hablar la lengua de la otra o bien que ambas conozcan una segunda lengua que sirva de puente decomunicación.

Y si son muchos los hablantes de distintos países cuyas lenguas no son globales, haría falta un acuerdo implícito para decidir cuáles son las lenguas que se utilizarán como medio de comunicación. Precisamente, actualmente el idioma inglés es la lengua comercial más hablada del mundo, porque Estados Unidos y el conjunto de países de lengua inglesa poseen la mayor concentración de poder económico. Sus grandes empresas transnacionales tienen la hegemonía de las TIC, además, en estos países se produce la mayoría de innovaciones científicas y técnicas que hacen posible la globalización.

Todo este fenómeno económico tiene consecuencias culturales, sociales y lingüísticas, en nuestros países hispanoamericanos, porque esas innovaciones científicas y técnicas, sus aplicaciones y sus efectos tienen que ser nombrados y ello implica la aparición continua de nuevos léxicos y de nuevas alianzas de palabras, por medio de préstamos o calcos lingüísticos. El inglés es una lengua muy flexible, que facilita las innovaciones; además, su empleo cotidiano en las actividades comerciales permite la flexibilidad en el uso de nuevas palabras.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código