PROMOVER EL EQUILIBRIO SOCIAL

La corrupción dañina y combatible: Alexis M. Lokee S.

Definición de la Real Academia de la Lengua Española: “(derivado del latín corruptio, -onis). f. Vicio o abuso introducido en las cosas no materiales. Corrupción de costumbres, de voces. f. Der. En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho económico o de otra índole, de sus gestores”.

Todo ser, incluso los humanos, cuya inteligencia es regalo de Dios, el Creador, es egoísta cuando trata de obtener el bienestar y la supervivencia propia, lo que es moral y legítimo. El egoísmo inmoral comienza cuando se invade para quitar a otros lo que les pertenece. Si es por hambre esto tiene carácter excusable inversamente proporcional al grado de egoísmo manifestado. Si se trata de políticos y pudientes esto es inexcusable, es un acto antisocial puro.

En la vida primitiva los humanos en busca de lograr todos sus objetivos se congregaron para satisfacer sus necesidades, dando para recibir. Así no hay ni puede haber corrupción, es un intercambio de servicios y bienes. Empieza la corrupción cuando lo que se da no se puede equiparar con el valor de lo recibido. Cuando, como manda Cristo Dios, no se ama al prójimo como a nosotros mismos.

Hay corrupción en el Gobierno, empresas, instituciones, medios, partidos, sindicatos, gremios, universidad, Asamblea, corte de justicia, clubes cívicos, bancos, iglesias, profesionales y ciudadanos comunes, cuando (condicional) no cumplen las funciones sociales para que la maquinaria (de muchas piezas) trabaje para el beneficio de todas sus partes. Si ser cristiano es amar al prójimo, entonces esto es la solución a tanta anarquía y desintegración social consecuente.

La Iglesia tiene sus funciones dadas por los creyentes de este país. Es una obligación darles soporte. No hay corrupción en recibir de los fieles o del Estado que los representa.

Los políticos elegidos en una sociedad democrática son para dirigir, decidir, distribuir bienes y ganancias públicas. Si no cumplen su cometido por pensar solamente en sí y en sus ambiciones, entonces comienza la injusticia y la corrupción más devastadora, en la que los beneficios sociales se sacrificarán por favorecer al corrupto, creando miseria. Entonces estos caen dentro del grupo de antisociales.

Es amar al prójimo lo que induce a la justicia y es la justicia la que impide que se dañe a otros; la justicia de conciencia debe castigar a quienes se sirven de otros injustamente, de no hacerlo es entonces un instrumento antisocial.

La mala distribución de la riqueza es madre de la corrupción y quienes la promueven son responsables de la corrupción de subalternos, quienes, buscando su sustento, se corrompen. Los que promueven el esclavismo, eliminando el poder de los sindicatos y profesionales o cortando sus derechos, son corruptos por promover la mala distribución de las riquezas, esto es igual a corrupción. No es posible que en este país unos ganen miles de decenas de dólares por mes, mientras a sus subalternos los mantienen con salarios de un par de centenares, manifestando su desamor al prójimo; eso es egoísmo, es miedo, es infantilidad mental.

¿Por qué el Gobierno no vela para que se haga justicia entre el que tiene y el que no tiene? Por qué no invadir, culturalmente –no por sus minas de oro– a los indios para que participen de la vida económica y política y social; eso es justicia. Ellos son seres inteligentes; como todos los creados por Dios, son humanos.

La solución a la corrupción de poderhabientes contra poderdadores, es buscar un sistema variante democrático, que promueva el equilibrio, dando poder a los que no tienen para que haya un equilibrio y se les pague a los pobres, a los miserables y a la clase profesional media, para que vivan con decencia. Hay que hacer justicia promoviendo la verdad, el amor al prójimo, la honradez, la fe en el trabajo, con el ejemplo, no en la mentira ni el engaño. Ningún político debe hacer dinero aprovechándose de las debilidades de las leyes y caer, como pandillas, al erario. Hay que promover en los puestos públicos a gente honrada, trabajadora y creyente en la ley y orden como meta principal de ser políticos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código