METAMORFOSIS

No somos como creemos que somos: Manuel E. Barberena R.

Somos como nos ven. La impresión que otras personas nos causan y la que nosotros les causamos son factores muy valiosos para establecer la comunicación efectiva. David Hume (filósofo, economista, británico, 1711-1776) hace una contribución importante en la comunicación al afirmar que “las imágenes son copiadas de nuestras impresiones”.

En numerosos casos no comunicamos enteramente lo que somos, y “de todos los seres vivientes –sostiene el sociólogo Sidney Jourard– es posible que el hombre sea el único capaz de ser una cosa y parecer, por sus acciones y sus maneras de hablar, otra persona muy distinta”.

Los autores de la obra La comunicación (Speech/Communication), Saundra Hybels y Richard L. Weaver, II, expresan al respecto: “Escondemos nuestro verdadero yo en muy variadas formas; decimos cosas que suponemos la gente espera que nosotros digamos; representamos papeles; ocultamos nuestros auténticos sentimientos... Si estos engaños se producen durante algún tiempo, es probable que perdamos el sentido de quiénes somos realmente... y perdamos también nuestra identidad”.

En tales circunstancias, opinamos, no se descarta la pérdida de la vergüenza y de la moral.

La vasta capacidad de semejanza y representación de la imagen se extiende a todo el mundo cultural y natural con una peligrosa dosis de engaño. La imagen es responsable de la sustitución de los valores genuinos por las imitaciones.

Se perciben signos alarmantes de subdesarrollo cultural en todos los estratos de la sociedad panameña. Hay razones tangibles para creer que el problema de Panamá, como nación, es básicamente de subcultura, que observamos desde el aseo urbano hasta las altas esferas del gobierno. Cuando ocurre un fenómeno de esta naturaleza, la sociedad varía su fisonomía y sus preferencias. En un medio de baja condición cultural todo lo mediocre le cae bien al pueblo.

Están prendidos ya los fuegos de artificio de la campaña electoral. Es tiempo de comprar, de vender, del mejor retrato, de la sonrisa más cautivadora, de la farsa, de la bellaquería; proliferan las promesas a un pueblo demasiado engañado, de la abundancia de alimentos como si se tratara de cebar ganado, todo al lado de frases ridículas, de la falta de talento.

Los homicidios y los robos no se suprimen con el exterminio de los delincuentes ni con más cárceles, sino mejorando la calidad de vida de los pueblos y creando oportunidades para que la gente pueda servirse a sí misma, por su propia iniciativa y sus propios recursos. Cada joven que delinque es un dedo acusador contra el Estado político que no asume su función tutelar y contra la escuela que en vez de dotar a los estudiantes de los nutrientes necesarios para el desarrollo de las facultades mentales prefiere el negociado de las computadoras; esa es la misma escuela que los frustra y los manda a la calle donde son víctimas de pasiones funestas.

Pasemos a Venezuela, país sufriente, confundido, manipulado. Se pelea por la supremacía de una corriente ideológica y por la posesión del petróleo. No habrá paz mientras no se les dé a los venezolanos la oportunidad de arreglar sus asuntos; que saquen sus manos los que de cerca y de lejos manipulan la violencia en ambos lados.

El señor Nicolás Maduro, ferviente admirador de Omar Torrijos, no lo imita en el arte de negociar y buscar la paz; prefiere tener al país ardiendo y parece ignorar que Venezuela pertenece a todos los venezolanos y que no es propiedad del gobierno. Sorprende la ligereza con que se emiten opiniones.

Si nos preguntáramos cuál podría ser la respuesta para la reconstrucción nacional de nuestro país, la receta podría estar en las nuevas generaciones, una vez formadas bajo altas normas de moralidad y desarrollo cultural, o en la nueva revolución humana que promueve el budismo verdadero. Nam-myoho-renge-kyo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código