SOCIEDAD

¡Mientras el crimen pague, habrá criminales!: Ricardo Gutiérrez

Todos, absolutamente todos los seres pensantes de este bello país estamos consternados por el incremento de la violencia, el pandillerismo y hasta la anarquía de los últimos días: balaceras entre pandillas, asesinatos, irrespeto a la fuerza pública, injusticias de toda índole, inseguridad pública, en fin, prácticamente un desastre social en un país como el nuestro que por su ínfimo número de habitantes debíamos vivir y convivir como una verdadera familia.

A mi modesto entender, la ineptitud y las bajas pasiones han sido las causantes de esta lamentable situación. Muchas actitudes incongruentes e inexplicables han dado pie a que muchos sospechen que encubriéndose en la balanza de la justicia existan intenciones malsanas de humillación y venganza. ¿Por qué, por ejemplo se prioriza la solicitud de años de cárcel a una persona por poseer armas sin licencia cuando desde hace mucho tiempo existen y se conocen cientos de individuos que también las poseen y además las emplean para matar y extorsionar? ¿Por qué comenzar por el menos peligroso?

Salvo una sola y única excepción, ningún candidato a presidente ha enfatizado serio en sus campañas, en el sentido de castigar severamente el crimen y preocuparse más por encaminar correcta y obligatoriamente a la juventud por el camino de la decencia, la humildad y trabajo. ¡Mientras el crimen pague, habrá criminales!

Pero algo podemos hacer para empezar y no es difícil.

Tan fácil que sería, en vez de leyes “antipiropos” que se propusieran leyes de condena severa a la tenencia de armas sin licencia, incluyendo a menores de edad y/o a sus padres.

Tan fácil que sería que el Gobierno, en vez de la ridícula opción de cambiar “armas por comida”, diera un plazo corto para que dentro del mismo, todos los que tuvieran armas sin licencia las entregaran voluntariamente sin siquiera registrar su nombre. Al cumplirse ese plazo, todo aquel que portara o mantuviera un arma sin permiso en su poder sería inmediatamente condenado a severas penas de cárcel. ¡Cuántas vidas se salvarían!

Tan fácil que sería reeducar a la juventud delincuente y desviada en verdaderos centros de formación y no en escuelas del crimen. Recordar siempre lo que muchos olvidan: “La virtud hay que cultivarla; la maldad crece sola como la mala yerba”.

Tan fácil que sería ser verdaderamente justos ante la injusticia y si vamos a “sacudir el árbol” para desprender las frutas podridas, estar dispuesto a “sacudir el bosque” y en lugar de escoger (como hacen no pocos) de qué lado se vive mejor, escoger de qué lado está el deber.

Tan fácil que sería...

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código