ACERVO

¿Somos cultos los panameños?: Adriano Mckenzie F.

Los panameños somos propensos a arropar con calor lo ajeno y con tibieza lo nuestro. Es imposible menospreciar los aportes que han dado a la cultura universal los escritores y artistas de diferentes países. Nosotros, también, tenemos manifestaciones intelectuales y artísticas de panameños insignes, que merecen ser leídos o que apreciemos su arte.

El término cultura tiene varios significados, todo depende del contexto en el que se emplea la palabra. Una de estas definiciones es: “todo complejo que incluye el conocimiento, el arte, las creencias, la ley, la moral, las costumbres y todos los hábitos y habilidades adquiridos por el hombre no solo en la familia, sino al ser parte de una sociedad como miembro que es”. La palabra cultura es de origen latín cultus que significa “cultivo” y a su vez se deriva de la palabra colere.

¿Somos cultos los panameños? No es mi interés responder esta polémica interrogante porque la respuesta está en cada uno de nosotros. Sí, de ustedes, mis queridos lectores. Es un hecho que la nación que no defiende ni conserva sus manifestaciones culturales desaparece.

Como país, hay algunos síntomas que son un preludio de nuestra desaparición, como nación. Dramático, pero cierto. Analicemos: hay muy pocas bibliotecas y museos, y los que hay sobreviven a duras penas, con los cada vez más escuálidos y recortados presupuestos estatales, por lo que tienden a desaparecer.

Por otro lado, hay naciones admiradas porque sus habitantes son celosos en la preservación y custodia de sus raíces culturales, por ejemplo, México. Panamá ha sido siempre presa fácil de los piratas que saquean nuestras riquezas culturales para comercializarlas o para que formen parte de colecciones particulares. Y no señores, no solo me refiero a Henry Morgan o Francis Drake, que suficiente culpa tuvieron por los desastres ocasionados en Panamá Viejo o en Portobelo. Hablo respecto a nuestros amigos, enemigos o aliados –según sus conveniencias–, los estadounidenses. Ellos han sido durante generaciones los mayores saqueadores de nuestra cultura y si no fuese porque las leyes panameñas limitan su actividad todavía estarían llevándose –a manos llenas– las huacas de los pueblos originarios.

Invito a los lectores a consumir lo nuestro, culturalmente hablando; a leer a los excelentes escritores panameños. Emprendamos una intensa campaña de promoción cultural, estatal e institucional, para lograr que cada ciudadano de este país se sienta obligado a glorificar sus raíces, en el exterior.

Tenemos una vitrina que, por años, ha sido subestimada, ignorada y subutilizada: el Concurso Nacional de Literatura Ricardo Miró. Rescatemos a los ganadores en los diferentes géneros y, como parte del premio, invitémoslos para que dicten conferencias en escuelas primarias, secundarias y universidades.

Tenemos muchos talentos artísticos y literarios que se encuentran adormecidos por la apatía y la falta de reconocimiento del Estado panameño. Rescatemos su legado, leyendo sus libros, apreciando sus pinturas y esculturas, y validando su arte que a la postre es parte de nuestro acervo cultural.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Sede del Tribunal Electoral.
LA PRENSA/Archivo

MATRÍCULAS ESCOLARES Cárcel por el rechazo de la cédula juvenil: Tribunal Electoral

NARCOTRÁFICO Fiscalía pide confiscar bienes de allegados de Pablo Escobar

Escobar murió el 2 de diciembre de 1993 en un enfrentamiento con la Policía en Medellín.
AP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

21 Feb 2018

Primer premio

8 2 1 2

DDDA

Serie: 5 Folio: 1

2o premio

6402

3er premio

0459

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código