SOCIEDAD

El delito se denuncia: Noemí L. Castillo Jaén

Muchos ciudadanos y ciudadanas panameños han sido víctimas de robos y hurtos en el último mes, durante las festividades, en el que gran parte de la población se lanzó a las calles para realizar sus compras de Navidad.

Los robos y daños a la propiedad estuvieron a la orden del día en los estacionamientos de los grandes centros comerciales, que tienen muchos negocios con grandes movimientos de personas y dinero en efectivo, y en la mayoría de los casos sin testigos, guardias de seguridad ni “bien cuidaos” que ayuden a identificar el suceso.

Para muchos ciudadanos poner una denuncia es toda una odisea. Hay que presentar documentos de propiedad, esperar horas para ser atendidos y, finalmente, la posibilidad de recuperar los objetos perdidos es muy baja.

Dependiendo de la cuantía del hurto o del daño a la propiedad, se considera un delito menor y con probabilidad a los delincuentes se les da una medida cautelar que los regresa a las calles en dos o tres días, para volver a hacer lo mismo.

Muchos delincuentes se acercan a los vehículos con linternas para ver qué hay en su interior; con aparatos que detectan las baterías de las computadoras u otros artículos electrónicos y, entonces, rompen los vidrios y hurtan lo que encuentren de valor.

Luego viene la parte del seguro y los altos deducibles, esto hace que los asegurados busquen soluciones más rápidas y económicas, asumiendo la totalidad de la pérdida y, lo que es peor, sintiendo que era su culpa.

Por si fuera poco, la familia y los amigos le preguntan a la víctima ¿para qué dejó los artículos a la vista de los malhechores? ¿Por qué estaba haciendo compras en la noche o caminando por los estacionamientos? O, sencillamente, ¿por qué salió a la calle? Es decir, que las víctimas tienden a ser victimizadas, porque al final, de alguna manera, se les hace creer que es su culpa. Entre tanto, los verdaderos culpables, los victimarios, salen libres.

El delito se debe denunciar, de lo contrario el sistema seguirá funcionando igual y los delincuentes seguirán libres, mientras que la seguridad ciudadana y la imagen del país se verán afectadas.

Si el delito no se denuncia, las estadísticas delictivas disminuyen y el número nos hace creer que tenemos una ciudad más segura, mientras que en las calles el ciudadano común siente que, cada vez, hay más delitos y menos seguridad.

El delito se debe denunciar para llamar la atención de las autoridades y de los encargados de legislar, porque la orientación legal debe ir dirigida a la defensa y a la seguridad del ciudadano. Es nuestra responsabilidad denunciar los delitos y, de esa manera, contribuir en el desarrollo de una sociedad más sana y más segura para todos sus habitantes.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código