SOCIEDAD

El dengue y el Carnaval, mala combinación: Dorys F. Hilbert B.

El 30 de diciembre de 2013, el ministro de Salud, Javier Díaz, dijo (textualmente) a los periodistas: “Hemos pasado a zona epidémica. Estamos en una epidemia de dengue”, y cifró en 3 mil 124 el número total de casos.

Desde el anuncio hasta la fecha se han reportado 13 muertos por esa enfermedad, transmitida por el mosquito Aedes aegypti. Sabemos que este insecto no solo se encuentra en las áreas marginales, donde hay acumulación de basura, también se han detectado criaderos en barriadas exclusivas como San Francisco y otras, lo que demuestra que la falta de limpieza y la insalubridad en la ciudad es grave.

La responsabilidad de combatir esta epidemia no es solo del Gobierno, debe ser una tarea de todos los ciudadanos, sin excepción. Debemos poner de nuestra parte y contribuir con la limpieza de barriadas, patios y casas, solo así evitaremos la proliferación del mosquito.

El Ministerio de Salud advirtió, además, que las fiestas paganas del Carnaval, previstas del 1 al 4 de marzo, se podrían suspender en aquellos lugares en donde las autoridades municipales no se comprometieran a mantener un control afectivo de los criaderos del mosquito transmisor. Por eso, me parece increíble que, luego de este anuncio, el Gobierno aprobará una partida de tres millones de dólares para que la Autoridad de Turismo de Panamá organice, formalmente, la fiesta del rey Momo. Esto ha sido ampliamente criticado por voceros de la oposición, que consideran que lo lógico era que ese dinero se destinara a combatir el dengue.

En lo que a mí respecta, es un error invertir tres millones de dólares para celebrar una fiesta que, año tras año, enluta a muchas familias por las muertes en accidentes automovilísticos, los ahogados en los balnearios, además de los heridos en riñas y de la degradación moral, sobre todo, de los más jóvenes.

Es más importante combatir la epidemia, trabajar para eliminar el desbordamiento de aguas servidas, apoyar en la recolección de la basura y otros problemas que imperan en este país, cuya solución debe ser una prioridad. Sabemos que el Carnaval genera muchas ganancias a los comerciantes y al Gobierno, pero, reitero, hay que preservar la vida tanto de los ciudadanos como de los turistas que nos visitan en busca de esparcimiento. Nadie quiere contagiarse de una enfermedad como el dengue, que inclusive podría costarle la vida. Por eso, invito a las autoridades a pensar un poco en todo esto, y prevenir antes que lamentar. La imagen del país quedaría muy comprometida si se registran nuevos casos durante estas celebraciones, en donde el derroche de agua y la acumulación de basura podrían favorecer la proliferación del mosquito.

Espero que este mensaje le llegue a todos y entiendan que la vida es más importante que el dinero. Si luchamos por la vida, tendremos la bendición de Dios.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código