CAOS VEHICULAR

La llegada de diciembre y el ´súper tranque´: César Martáns Ventayol

Parece mentira que ya estamos terminando el año, que se aproxima el mes de diciembre y que nuestras autoridades ni siquiera parecen haber previsto el caos monumental que se dará en las calles de nuestra ciudad, y que tampoco hayan considerado una medida atenuante, como un paliativo al estancamiento que nos espera en pocos días a causa de la circulación de más de 400 mil vehículos.

Al parecer, ya estamos acostumbrados a los tranques que diariamente debemos soportar como consecuencia de la falta de un adecuado y moderno transporte público masivo, así como por el crecimiento irresponsable y no planificado de un parque vehicular.

Si bien, el proyecto del Metro está en construcción, su ejecución ha obligado a restringir algunos accesos viales de importancia, lo que contribuye adicionalmente al estancamiento.

Pero no es lo mismo la circulación de autos en un mes cualquiera que la que se produce durante el mes de diciembre. No obstante, hay que reconocer que la peor pesadilla está por venir a partir del próximo año, con la construcción de varios puentes vehiculares en intersecciones muy sensibles de nuestra red vial de la ciudad de Panamá.

Creo que es la hora de establecer una medida que, naturalmente, implica sacrificios, pero que de alguna manera mitigue el “empantamiento” vehicular que se aproxima, restringiendo la circulación de autos, por ejemplo, según el último número de su placa, si es par o impar.

Es decir, los pares circulan un día y los impares otro día, con la excepción de los medios de transporte colectivo o selectivo. Esto reduciría casi a la mitad el tráfico vehicular de cada día.

Medidas como esta han sido adoptadas en otros países como Colombia, en donde se le denomina “pico y placa”, y han sido positivas.

Sin embargo, somos conscientes de que ya estamos tarde para aplicar una fórmula de este tipo en este mes de diciembre. Pero ello no releva a las autoridades del tránsito de tomar algunas medidas urgentes y novedosas que alivien o atenúen el sufrimiento navideño de los conductores.

Pero, ¿y los meses que vienen? ¿Tampoco se ha pensado en algún sistema para desahogar, temporalmente, la circulación, mientras se termina la construcción del Metro?

Es posible que cuando el Metro esté funcionando baje el número en la circulación de autos en nuestras calles, pero hasta que ese día llegue, se tiene que implementar algún sistema que “destranque” (si se me permite el término) las calles y avenidas de nuestra ciudad capital.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código