SOCIEDAD

¿Cuándo nos dirán la verdad?: Abdiel Barranco

Los panameños, mayoritariamente católicos, tenemos olvidado el mandamiento que nos dice: “No mentirás”. Lo hemos diluido a ciencia y paciencia, teniendo el descaro como adultos de enseñarles a los hijos con ejemplos contradictorios –“Papá, te llaman. Dile que no estoy”– siendo este el inicio de la catástrofe social en la que estamos hoy en día sumergidos, a la espera de una reacción rectificadora de la sociedad en pleno o la total dominación “ideológica”.

Como siempre, nos seguimos excusando, echando la responsabilidad de todos los problemas del país a otros; en principio al Gobierno, luego a los empresarios y finalmente a los medios de comunicación, excluyéndonos como individuos de ser parte del problema e igualmente distanciándonos de aportar a la solución, ya que la comodidad a la que muchos dicen nos acostumbraron los estadounidenses, nos sometió a la aún existente ilusión.

Para muchos, esto será imperceptible, chocante o inaceptable, pero la capacidad de analizar y entender nuestras propias diferencias sociales es lo que nos debe empinar sobre el paternalismo, los incontables subsidios y la obvia corrupción que, como consuelo de tontos, decimos es un mal que ataca al mundo. Mientras nosotros hemos mantenido un crecimiento económico importante.

Este es el punto en donde la conciencia colectiva se divide en dos bandos: los preocupados por el futuro del país y aquellos (la mayoría) que simplemente se dejan llevar por la corriente. De los convencidos y promotores de un mejor mañana solo queda decir que mientras la sociedad en pleno no apoye, sus estudios y planes seguirán siendo el mejor esfuerzo de la mal llamada sociedad civil u organismos internacionales.

Con la mayoría flotante y errante de pensamiento, el trabajo es cuesta arriba, con una mano y sin recursos, lo cual se debe a que políticamente es preferible evadir una pregunta directa, la que compromete al Gobierno, a dar una solución basada en aportes que no suman votos, como lo son la salud y la educación, por lo que en cada campaña convencen a las masas con propuestas de concreto, las cuales son de forma y no de fondo.

Para entender esto, hay que viajar 2 horas y 30 minutos y aterrizar en el aeropuerto internacional José Martí de Cuba, ir a un hospital público o a una escuela. Sí, así de sencillo, el nivel cultural, como también los avances en la medicina cubana, son diametralmente opuestos a los nuestros, así como nuestro crecimiento estructural y comercial; esta es una realidad totalmente incongruente, lo cual nos lleva a otra verdad de plomo: no hay país o sociedad perfecta.

Aquí es donde cabe preguntarse, dónde está el error en la ecuación y la respuesta es solo una: la ideología del poder.

Cuando el hombre entendió que tenía que agruparse para lograr objetivos en común, tales como la seguridad, la alimentación y tener una vida tranquila, llego también a comprender que el poder le permitía tener más comodidades y control sobre otros; con el tiempo vinieron las doctrinas y finalmente las ideologías, mayoritariamente de izquierda, derecha y finalmente las de centro, las cuales surgieron por todo el mundo, con la idea de mejorar la vida de sus sociedades.

Esta comprobada mentira es corroborada por el desbalance globalizado entre los que tienen mucho y los que nunca tendrán, entre los que sí pueden tener una buena educación y aquellos que llaman a un rancho, su escuela, y muchas otras comparaciones más, mismas que echan por tierra las banderas y discursos encendidos de campaña, tan vacíos, así como sus verdaderas intenciones de llevar soluciones reales y prolongadas en el tiempo a un pueblo que aún no sabe que le siguen mintiendo.

Despierta, Panamá, despierta.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código