SOCIEDAD

La discapacidad de los ´no discapacitados´: Carlos Ariel Escudero Núñez

“Hay muchas maneras de ser discapacitado, la más negativa es la que segrega y discrima”.

En nuestra sociedad y en nuestro modelo de construcción social diariamente nos encontramos con personas que alguna vez han sufrido o sufren de alguna discapacidad visible o conocida, ya sea un vecino, pariente o amigo, y al que seguramente le daríamos nuestra ayuda si la necesitase. Pero pocos dimensionaríamos el asunto desde otros puntos de vista, quizás a formas más íntimas desde nuestras propias vidas.

Cotidianamente se nos enseña, como individuos en sociedad, a marcar diferenciaciones para generar una serie de patrones identitarios en nuestra formación. Claro está, estos basándose en referentes sociales próximos con modelos similares que todos aceptamos.

Patrones que nos dicen cómo concebir lo que es “normal” frente a lo “anormal” lo “perfecto” frente a lo “imperfecto”, así construimos ideas de lo que realmente creemos que son las normativas imperantes.

Dejando por fuera a un grupo que “no se ajusta” a estos lineamientos de lo “normal” o lo “perfecto”, siendo que son marcados y estigmatizados por el común social, reflejándose en un marco de exclusión frente a una sociedad que dice ser “no discapacitada”. Este grupo, día tras días, se perfila como figuras sociales que tienen la ignominiosa y atrevida tendencia a segregar o discriminar (quizás por defecto en la socialización u otros argumentos) a los que fuera del entorno que entendemos como “normal” han tenido situaciones que han modificado sus condiciones de vida, así como de sus familias.

El asunto se torna trillado y algo complejo cuando se les indica a los “no discapacitados” que ellos también, posiblemente, sí los sean de diferentes maneras y que deberían concebir el asunto de la desventaja social como un tema que nos compete a todos de muchas formas.

Siendo que concebir la discapacidad es tener que repensar la forma en que la entendemos y a quienes vemos como personas con una desventaja social.

La Real Academia de la Lengua Española define la discapacidad con el término de minusvalía o “menos valor”, lo que significaría, una persona incapacitada por lesión congénita o adquirida, para ciertos trabajos, movimientos, deportes, etc.

Si bien es una definición bastante general de lo que se percibe como discapacidad, no es un correcto referente de una persona con limitaciones sociales, dado que debería mencionarse que el entorno en sí, genera y crea limitaciones a las personas que llevan consigo tales afectaciones de orden físico, mental, intelectual etc.

Puesto que es el entorno el que demarca la diferenciación de lo normativo, reafirmando o recalcando diferencias y similitudes. Mucho peor es si consideramos que no solo existe una discapacidad conocida, sino que tenemos una población que es productora de otras formas de esta.

En todo caso, en una sociedad que se considere inclusiva se debería tener en cuenta que no debería haber mayores desventajas sociales para las personas que, de por sí, ya tienen un padecimiento congénito o adquirido; el reforzamiento de la equidad y la igualdad, la tolerancia, los derechos y deberes de todos y todas debería primar sobre la indiferencia, el egoísmo, la burla o la desidia del que, día a día, se considera “normal” o sin una “desventaja social”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código