[EXTRACTO]

El dominó de la ruina de Europa

La situación económica en Grecia se está deteriorando rápidamente. Algunos analistas incluso llegaron a predecir una ‘muerte lenta’ de la economía griega.

Temas:

El miedo al contagio se ha propagado por Europa. Muchos ven a Grecia como la primera pieza del dominó que potencialmente caerá en un escenario que se desarrolla así: las medidas de austeridad griegas no son suficientes, la crisis de la deuda se profundiza y el riesgo de un incumplimiento de pago soberano se extiende a otras economías europeas.

Mientras caen las piezas del dominó griego, países como Portugal, España o Italia empiezan a tambalear, y una pequeña crisis económica se convierte en una calamidad europea importante.

Esta visión sugiere que otros países podrían verse obligados a salir corriendo a ayudar a sus “hermanos en armas” europeos –no importa si Berlín u otras capitales lo deseen o no–. Llegado el caso, la crisis de deuda soberana podría afectar la economía real, y Europa terminaría en un círculo vicioso de déficits aún mayores, tasas de crecimiento más bajas, estallido del desempleo y decreciente competitividad.

Obviamente, éste es el escenario que todos –con la posible excepción de algunos especuladores– quieren evitar. Y, después de que la reciente cumbre de la UE acordara un plan de rescate como “último argumento” para los países de la eurozona que enfrenten el peligro del incumplimiento de pago, hay muchas probabilidades de que no se materialice. Pero la teoría prevalente del dominó es incompleta. La crisis podría tener efectos de derrame a nivel social y político que van mucho más allá del terreno económico.

A título de ilustración, ajustémonos al caso griego. La situación económica en Grecia se está deteriorando rápidamente. Algunos analistas incluso llegaron a predecir una “muerte lenta” de la economía griega. Los propios ciudadanos perciben que la situación muy probablemente se torne mucho peor antes de mejorar.

La mayoría de los griegos son conscientes de que el país necesita transformarse radicalmente. Pero las reformas serán dolorosas, y pueden pasar años antes de que el país muestre los primeros signos de recuperación. Mientras tanto, la sociedad griega sufrirá como consecuencia de la austeridad presupuestaria, recortes en el gasto social y una crisis económica general. A pesar de este panorama lúgubre, el primer ministro del gobierno socialista, George Papandreou, sigue gozando de apoyo. A esta altura, la mayoría de los griegos cree que ningún otro partido político podría gestionar la crisis de manera más efectiva.

Pero al mismo tiempo, la frustración es cada vez mayor en Grecia. A falta de esperanza, el país parece estar cayendo en una depresión colectiva. ¿Esto terminará desembocando en un malestar social colectivo? El país ya fue testigo de estallidos de violencia en su historia reciente. Si bien Grecia sigue estando lejos de un estallido radical, no se puede excluir la posibilidad de reacciones feroces en las calles de Atenas o en otras ciudades importantes.

Algunos pueden decir que este tipo de contingencia es algo que Grecia –o cualquier otro país en una situación similar– debería enfrentar por cuenta propia. Pero esta línea de pensamiento es de poca visión. Un estallido importante de malestar social en Grecia o en otra parte podría afectar al público más general de la UE de maneras diversas e impredecibles.

Algunos “amigos de Grecia” decidirán mostrar una solidaridad activa aunque pacífica con sus compatriotas europeos. Otros podrían seguir el ejemplo griego y salir a las calles, no por solidaridad sino por frustración ante las condiciones en su propio país.

En el peor de los casos, imágenes de protestas violentas en un país de la UE podrían incitar a otros a la violencia. Algunos le echarán la culpa a la UE y a las medidas “impuestas por Bruselas” por los estallidos de malestar social. En una situación de estas características, la crisis habrá desatado un efecto dominó social más que económico, que no es menos preocupante.

La crisis y las reacciones que genera ya han llevado a malos entendidos y a sentimientos negativos en toda la UE, que causaron más daño del esperado.

Han reaparecido viejos estereotipos y recuerdos históricos inapropiados. La confrontación entre Grecia y Alemania ha sido particularmente desagradable. Las acusaciones mutuas llegaron a un nivel indigno de la historia común y los estrechos vínculos personales, culturales y económicos entre ambos países. Se puede decir que los dominós políticos están cayendo. La crisis, y las reacciones que provoca, ampliaron las viejas grietas y abrieron nuevas. La desconfianza entre los países de la UE parece generalizada. Todos los bandos culpan a los otros por la falta de solidaridad –abiertamente o a puertas cerradas.

Los que más sufren con la crisis sostienen que el plan de rescate debería haber aparecido mucho antes, y que los desequilibrios en la UE han contribuido a la crisis de deuda en algunos Estados miembro. Otros no entienden por qué deberían “rescatar” a países cuya conducta irresponsable no solo los puso a ellos sino también a toda la moneda común bajo presión.

Queda en manos de los ciudadanos y las élites de Europa evitar lo peor. De lo contrario, los futuros historiadores preguntarán por qué los europeos a comienzos del siglo XXI eligieron la división y la marginalización internacional y no la unidad y la relevancia global.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Sep 2019

Primer premio

0 0 3 9

ACCA

Serie: 22 Folio: 3

2o premio

9760

3er premio

8200

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código