VALIOSO LEGADO

La educación, una herramienta poderosa: Leticia Paddy de Holder

La actividad educativa, plenamente desarrollada transforma positivamente la vida de los seres humanos. Es una herramienta poderosa y un valioso legado que las naciones del mundo ofrecen a sus pueblos.

El Estado, responsable de brindar y garantizar la educación, le hace frente a las exigencias y dificultades de los tiempos, a través de sus instituciones. El mayor de los requerimientos educativos, en un mundo donde los descubrimientos científicos y tecnológicos de hoy serán superados con creces mañana, lo constituye su renovación continua y permanente.

Hay componentes externos e internos que afectan el óptimo desarrollo del sistema educativo panameño: Los problemas sociales, los padres y madres agobiados por sus propios dramas, los jóvenes cautivados por modelos erróneos, docentes desmotivados, una dirigencia gremial que centra su lucha en su protagonismo y en el control de sus espacios... Todas estas complejas situaciones y otras son de la competencia del Ministerio de Educación.

Ante esta problemática no existen soluciones mágicas. Todo se resume en reconocer, como sociedad, lo indispensable que es la educación para el crecimiento individual y colectivo, y actuar a favor y en pro de ella.

Nuestro entorno social es el reflejo de nuestras familias, en la medida que hagamos los correctivos en la célula social la intervención del medio será positiva y los modelos a seguir serán el fruto de una sociedad sana. Iniciativas como Escuela para Padres, coadyuvará a que los progenitores comprendan que la educación de los hijos es su responsabilidad y que la escuela jamás podrá ocupar sulugar.

La labor pedagógica tiene sus propias exigencias, y aporta sus propios valores, si bien no somos objeto y sujeto del proceso educativo tenemos la responsabilidad de ejecutarlo y hacerlo efectivo. Las eternas inconformidades y el sentirse frustrado en la escuela, entre niños y jóvenes, le hacen daño al sistema. Las actitudes tolerantes, razonables, las relaciones cordiales, la entrega, la forma ética y moral de actuar, le dan luz.

Indistintamente de los roles que desempeñemos, el comportamiento de un educador debe ser ejemplar. La tónica y la altura que distinguen a un dirigente magisterial son totalmente contrarias a posturas intransigentes, a medidas de fuerza, a manipular las masas con medias verdades, a gritos, amenazas, a consignas y discursos irrespetuosos, aunado a las escaramuzas para incumplir con la labor en el aula. Estas actitudes distorsionan la imagen íntegra y transparente que debe identificar a un dirigente que es educador.

Los reclamos de la dirigencia magisterial deben ir más allá de los derechos de sus agremiados, acoger igualmente el cumplimento del deber, ya que a toda obligación docente corresponde algún derecho de sus estudiantes; y las luchas que excluyen el derecho ajeno y manipulan la verdad, no son justas ni legítimas...

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Donderis instó a la población del país a seguir los informes oficiales.
LA PRENSA/Archivo

Se recomienda mantenerse alejado de las zonas de playa Hay aviso de prevención por incremento de oleajes y vientos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código