ASESORES DE IMAGEN

Las emociones en el ´marketing´ político: Anel González

No compro nada si no me da algo de placer. Así es cuando voy a la tienda de zapatos o la de vestidos. O cuando asisto a un juego de fútbol. Así suele ser cuando adquiero un libro o cuando asisto a un concierto. Mi decisión se ve influida más por el cerebro emocional que por el racional.

Solo hay que ver cuántos pares de zapatos de un solo uso tienen muchas artistas o muchas damas. ¡Oh, un vestido dos veces. Eso ni pensarlo! De por medio está la satisfacción del ego, verse y sentirse bien, satisfacer la buena figura y el autoplacer.

Este el paraíso en donde “compran para vender” todos los asesores políticos de la época, incluido Joao Santana. Los conocimientos derivados de la neurociencia hablan acerca del papel de las emociones como disparador de comportamientos no procesados o no racionales para motivar al voto o inducir la simpatía por uno u otro candidato.

Esta fue una de las principales razones por las que el electorado estadounidense repitió, después de 10 décadas, a un presidente demócrata, con la elección de Barack Obama en 2012.

¿Pero quién estaba detrás de ambas elecciones? Un equipo de creativos contratados específicamente para montar el carro electoral en los rieles de las emociones. El corte de cabello a ras del cráneo, la corbata siempre roja, la camisa siempre blanca, remangada al codo, y la sonrisa amplia cualquiera fuese el escenario. Ese perfil justo orientado a inducir al segmento de votantes de 41 años hacia abajo. Allí los jóvenes mandan y los menos jóvenes emprenden. La mayoría de votos llovió en ese mismo segmento. ¡Fue una casualidad!

“¡Sr. Presidente, recuerde ir al barbero cada cinco días. Recuerde la corbata roja cuando se reúne con simpatizantes varones y la rosada cuando esté con las damas. Hoy tenemos reunión con emprendedores jóvenes, no olvide remangarse la camisa y acuérdese vestir la blanca. Mañana, en la reunión en San Francisco, luzca un jean original y la camisa blanca del cuello azul y bolsillo rojo y azul en el pecho. Sr. Presidente, eso sí, en todos los sitios la sonrisa completa, the most plain, as yo can. ¡Jamás mire al piso o frunza las cejas! Ah, eso sí, hable de su amor por los niños y los perros, pero por amor a Dios no diga lo que hará con el arsenal nuclear. Y para el lanzamiento de honor en el primer juego de la Serie Mundial, vista su icónico suéter blanco, por nada del mundo el de uno de los dos equipos”.

El cerebro emocional fue el blanco y lo decidió todo. Resulta muy paradójico que siendo el segmento de 41 años hacia abajo el que pone los muertos en la guerra contra los talibanes, sea ese en el que más votos se depositaron, justo para el Presidente que los envía y mantiene en el campo de batalla.

Eso de “piensa tu voto, analiza el programa de trabajo y mira que la propuesta política coincida con los principios del partido”, eso quizá fue así en los tiempos de mi abuela. Ahora, no hay propuestas para pensarlas, solo hay ofensivas dádivas para satisfacer, momentáneamente, mi cruda y brutal indefensión social; para solazar, por un instante, mi desesperanza que crece cada cinco años.

¡Joao, no te olvides de hacer la cuña con un discapacitado auditivo, la del discapacitado visual me gustó tanto que me hizo llorar!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código