FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Trataremos el tema desde las 2:00 p.m.

RESPONSABILIDAD SOCIAL

La empresa privada y la educación: Rigoberto Gómez

Con agrado recibimos la noticia de que Panamá es el segundo país más competitivo en Latinoamérica, según el ranking de competitividad del Foro Económico Mundial. Esto no es de extrañar pues, desde hace varios años, nuestro país se enfocó en colocarse en el sitial que hoy ocupa en la economía regional. Sin duda, esto se debe al componente humano, tanto nacional como extranjero, que habita este país.

Sin embargo, una de las debilidades que poseemos, según algunos, es la “mala” calidad de la educación. De todos son conocidas las quejas que tienen las empresas y empresarios de la enseñanza o calidad del sistema educativo panameño. Cabe resaltar que esta queja, también, existe en países más desarrollados y con potenciales económicos superiores al nuestro, ejemplo: Chile y Estados Unidos. Y nosotros no debemos comparar a Panamá con Chile ni con Estados Unidos, porque no poseemos los recursos naturales que ellos tienen.

De que hay fallas, las hay. Y tenemos que mejorar en muchos aspectos. Pero ¿Cuál es el aporte real y práctico de la empresa privada a la educación pública? ¿Pintar paredes o reparar techos y bancas de las escuelas? Eso déjenlo al Ministerio de Educación. Ciertamente, hay empresas que sí han apoyado la educación pública de nuestro país, pero son pocas. ¿En qué país del mundo, el sistema educativo se enfoca para sacar profesionales al mercado que cubran las necesidades o vacantes de empresas o industrias específicas? ¿Qué puede hacer la empresa privada, como colectivo, para que mejore la calidad de la educación y sea nuestra nación más competitiva?

He aquí algunas ideas que pueden poner en práctica como gremio o asociación. Las empresas que son centros de llamadas (call center) y las de hotelería, que se quejan porque no encuentran personal que domine el idioma inglés, pueden donar laboratorios de lengua con programas o softwares relacionados a sus áreas. De igual manera las asociaciones de hoteles y turismo pueden donar aulas equipadas, que semejen un ambiente hotelero, en aquellos colegios que tienen planes de estudio de turismo. Otra idea es que las fábricas y empresas industriales donen herramientas, aparatos y maquinaria a los colegios profesionales y técnicos, no solo de mecánica automotriz, sino de hojalatería, tornería, electrónica y demás, para que no se quejen de la falta de mano de obra calificada y llenen las necesidades inmediatas del mercado laboral. Además, pueden permitir que los estudiantes practiquen en sus instalaciones y tengan la experiencia de conocer, por ejemplo, de producción en serie o cómo funciona un puerto.

La exhortación es para que la empresa privada se sienta más responsable por la educación pública y que su aporte sea significativo, y así compartir la tarea de tener una educación de calidad para que seamos más competitivos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código