[ECONOMÍA]

‘La ensalada’

Temas:

Joseph Nye, el profesor de la Kennedy School of Govertment de la Universidad de Harvard coincide con la leyenda japonesa del poder, la espada, la joya y el espejo, al dividirlo en tres dimensiones.

La primera se refiere al sector militar, la segunda a la economía y la tercera que Nye llama soft power, a las relaciones internacionales, que atraviesan fronteras con transacciones bancarias, con la amenaza del terrorismo, la privatización de la guerra, a través de la democratización de la tecnología, el tráfico de personas, de drogas, armas y hasta piratas informáticos (inclusive piratas clásicos) que se encuentran fuera del control estatal.

En esas circunstancias, Estados Unidos (EU) mantiene su poder militar de manera unipolar e indiscutible, basado en la información y la fortaleza armamentística. En lo económico, sin duda, el mundo es multipolar y en cuanto a las relaciones internacionales, el poder es caótico, lo que implica que aun con su hegemonía militar, no puede enfrentar solo las complicaciones de este mundo global.

De ahí su descripción del “poder blando”, que se conforma del atractivo de la cultura, los ideales y de la diplomacia, en respuesta al poder duro que procede de la fuerza militar y de la fortaleza económica de un país. La mayor dificultad de EU, es la relación con otros países para controlar a los actores no estatales que cada vez van en aumento. ¿Cómo hacer que el poder duro y poder blando se refuercen uno a otro?

Moisés Naím, editor de Foreign Policy, en su texto “Ilicit” se dedica a escudriñar esa tercera dimensión del poder, del profesor de Harvard. Para Naím, se trata de un problema de fronteras que requiere, una solución entre naciones, por lo que se hace imprescindible la cooperación internacional.

Farred Zakaria, editor de Newssweek International, define el mundo actual como el mundo post americano y establece que el surgimiento de los demás, es una consecuencia de las ideas y acciones de EU durante los últimos 60 años. La apertura de mercados, la liberalización de sus políticas y las tecnologías han permitido más jugadores en la cancha global y algunos más poderosos. De ahí surge el dilema. Si hay más jugadores y muchos de ellos más poderosos, ¿cómo conquistar la cooperación para el logro de los objetivos globales?

En ese contexto de teorías, ideas y análisis, surge un nuevo líder en EU. Barack Hussein Obama, joven, mestizo, que con su oferta política, basada en la palabra “cambio”, conquista con entusiasmo y esperanza el voto de los ciudadanos estadounidenses y la ilusión y la esperanza de los ciudadanos globales o, como dice Zakaria, “del resto”.

En este mundo complicado, en crisis, salpicado como nunca con diferentes sazones, colores y sabores, ¿podrá Obama escoger, saborear y distinguir las cualidades o los defectos de cada uno? ¿Podrá EU recuperar su influencia y liderazgo

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código