ELECCIONES

El estrés de la recta final: Anel González

Como investigador social, me exijo el apego a los criterios que permiten calificar un dato o resultado con el carácter de científico. Respeto a los investigadores de las diferentes firmas encuestadoras y no tengo razones para dudar de la confiabilidad de los resultados que publican. Pero, partiendo por aceptar que los números que nos reportan están revestidos de validez y confiabilidad, es necesario considerar el margen de error que se le da a los porcentajes divulgados. Al respecto me sería de mucha utilidad conocer el detalle de la muestra y de la manera cómo se aplican los cuestionarios. Una aplicación por la vía virtual no es igual a una realizada casa a casa.

En la primera solo participan los que tienen la conectividad apropiada, y en la segunda los bloques de apartamentos o calles y en estos las unidades que han sido previamente marcadas en el muestreo realizado. Los resultados de la primera solo tienen alcance conclusivo para aquellos a quienes se les contactó virtualmente, y no pueden ser generalizados. En los segundos, aunque se haya realizado un muestreo polietápico, tienen sus limitaciones al momento de generalizar los resultados. En ambos casos, el Tribunal Electoral tiene la responsabilidad de exigir que se publique este detalle del método. Desde estas consideraciones me permito plantear que si los resultados que se manejan en las últimas encuestas publicadas han sido técnicamente confiables, una diferencia del 5% entre el primero y el segundo candidato, se hace muy sensible al estrés de la recta final. Lo que haga, lo que diga (o no), cómo se vista, y el ajuste del tono de su voz tienen especial importancia en este momento. Y quien haga la mejor auditoría de las tendencias en las redes sociales, y de la eficacia de los medios, se impondrá en la diferencia definitiva. Esta diferencia del 5% es más sensible, cuando un alto porcentaje de jóvenes no está convencido de presentarse a votar. Allí, entre 18 y 40 años, el padrón electoral muestra 1.2 millón de votantes. Si el porcentaje de abstención de este segmento fuese del 25%, los candidatos tendrían que buscar los votos en el segmento de 50 y más años, en que los votantes duros tenderán a favorecer a Navarro. Así el quid del cierre está en quien logre hablar mejor, a jóvenes y viejos. De ser consistente la tendencia al voto de las últimas encuestas, para cerrarle el camino a Arias y a los Martinelli, la unidad de hecho en las urnas es la única estrategia del triunfo de la oposición.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código